Promueven mayor responsabilidad en propietarios de mascotas

0

*La rabia es la enfermedad que más se transmite de animales a humanos, pero hay otros padecimientos por esta causa.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-   La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado promueve la responsabilidad entre los propietarios de perros y gatos para que atiendan y cuiden higiénicamente a sus mascotas, porque la rabia es la enfermedad zoonótica más importante, pero hay otras que son transmitidas por estos animales.

En el marco del Día Mundial contra la Rabia, la dependencia reitera que desde que se realiza la vacunación antirrábica de manera gratuita, hace más de 30 años, no se ha presentado ningún caso de rabia en humanos en la entidad.

No obstante, hay otras enfermedades que pueden ser transmitidas por estas mascotas y que también son prevenibles por vacunación en veterinarias, como la leptospirosis –que erosiona la piel, la ricketsiosis o erupción de la piel de color rojiza que suele ir acompañada o precedida de fiebre. Además, la larva migrans cutánea o parásito de perro en playas y jardines, que es una de las dermatosis zoonóticas más frecuentes en zonas tropicales y subtropicales.

En este sentido, la dependencia estatal señala que la Coespris, en coordinación con organizaciones civiles, promoverá entre establecimientos turísticos el cuidado higiénico de sus mascotas que deambulan en las playas, a fin de prevenir esta infección.

Cada año, con apoyo de profesionales, veterinarias y organizaciones civiles, se vacuna de manera intensiva a un promedio de 89 mil perros y gatos, incluyendo la que se aplica en barridos que se hacen casa por casa en la zona rural. En este sentido, este año se tiene un avance del 95% en relación a esta meta.

También se hace una campaña permanente de vacunación en las sedes de las jurisdicciones sanitarias de Tecomán, Manzanillo y en la sede del área estatal de Vectores -por la calle Motolinía 560 de esta ciudad-, para captar a las mascotas que no fueron vacunadas en la fase intensiva, labor que también es apoyada por los centros de control canino de los ayuntamientos de Colima y Villa de Álvarez.

Anuncios