Procurador: Colima ya no es un paraíso en seguridad

    0

    Así lo consigna este día la prensa local. El diario vespertino «Avanzada» señala que el procurador Díaz Rivera reveló ante los diputados que un día después de haber sostenido una reunión muy “fuerte” con el delegado estatal de la Procuraduría General de la República (PGR), Rodolfo Hernández Limón, fueron apareciendo las personas denunciadas como desaparecidas en Tecomán.
    En su comparencia de la glosa del quinto informe de gobierno, Arturo Díaz fue cuestionado sobre el caso de los desaparecidos de Tecomán, por el diputado priísta Roberto Chapula de la Mora y la panista Brenda Gutiérrez Vega.

    En su respuesta, el procurador reiteró que con la presencia de mandos militantes, sostuvo una discusión muy fuerte con el delegado de la PGR, cuando le daba cuenta que las personas fueron levantadas por integrantes de su dependencia federal.

    “Hubo con el delegado de la PGR una discusión muy fuerte, y por la madrugada de este día, empezaron a salir las personas desaparecidas de todas las casas”, y al tomar la declaración de las víctimas dieron cuenta de lo que pasaba en las casas, y reconoció que continuaron las investigaciones con apoyo de elementos del Ejército.

    Informó que solicitó un cateo de la vivienda ubicada en la calle Gabriela Mistral en donde decomisaron un armamento, y con informes de la empresa arrendataria se dieron cuenta de que una persona de fuera alquiló la vivienda.

    Sugirió a los diputados locales acudir con el delegado estatal de la PGR para que les informe de la investigación, pues “tiene un informe de pies a cabeza de lo que pasó con los levantados, no tengo nada qué esconder”.

    Añadió que los elementos federales les cobraban por el piso a las personas levantadas de Tecomán, y dijo que el caso será turnado a las organizaciones federales, y también se dio vista para no perder las evidencias.

    “Los policías más cuestionados son los federales, se han dado de baja a cientos de policías federales”, y dijo que las autoridades federales reconocen que no les resultó la estrategia para controlar las policías, y hasta le han dicho “que mándame a gente de Colima para ir limpiando esto”.

    Lo anterior en respuesta a los señalamientos del aumento de la inseguridad en la entidad por parte del priísta Roberto Chapula y la panista Brenda Gutiérrez. Chapula reconoció que aumentó el índice delictivo, principalmente en homicidios, y se refirió a la balacera ocurrida hace unos meses a los “levantones” en Tecomán y Manzanillo, por lo que dijo que la procuraduría general de Justicia debe esclarecer estos asuntos.
    Brenda Gutiérrez dijo que Colima no está exento de la inseguridad que aqueja al país, pues existe un incremento de los delitos, “el miedo se hace presente por los crímenes y tiropeteos en plena luz del día. Hay deterioro de la seguridad pública, se nota en la percepción de los ciudadanos”.

    Ante lo cual el procurador Arturo Díaz Rivera reconoció que “Colima no es un paraíso”, y señaló que han ocurridos incidentes que lamentar, pues “no pretendo tapar el sol con un dedo”, y luego dijo que tiene la encomienda más difícil de una administración.

    Al reiterar que “Colima no es un paraíso”, expuso que Colima ha tenido cambios importantes, y señaló que los índices delictivos se han incrementado en los municipios con mayor población, que son Colima, Tecomán, Manzanillo y Villa de Álvarez.

    “Hay células de delincuentes, no podemos cerrar los ojos, hay gente establecida de otras entidades que de repente se instalan en predios que no valen ni un peso y luego valen cientos millones de pesos”, lo que corresponde investigar a la federación, dijo.

    (12 de mayo de 2009)
    Compartir