Pide Emilio a Mario Retirar a los Policías de los Límites

    0

    En entrevista que publica este martes el diario El Informador, el 1 de noviembre, Mario Anguiano Moreno tomó el cargo como nuevo gobernador de Colima. Con los antecedentes que se tuvieron en el sexenio pasado entre Colima y Jalisco por el problema limítrofe, Emilio González apuntó que este tema se debe de resolver por la vía legal y no con las armas.

    “Tenemos también un problema común que es el narcotráfico, no podemos distraer a los policías de nuestros estados para resolver con pistola lo que se tiene que resolver de acuerdo a la ley. Debemos ratificar la comunicación entre Jalisco y Colima para combatir de manera conjunta a estos grupos, los cuales operan en nuestros límites aprovechando la descoordinación de ambos litigios”, precisó González Márquez.

    Aseveró que el problema no tendrá una pronta solución si permanece en el Senado de la República, y ratificó que lo mejor sería resolverlo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

    Con la llegada de Anguiano Moreno, el mandatario de Jalisco pidió se respete el acuerdo de que ninguno de los dos estados pueden hacer alguna obra en las tierras en conflicto. Indicó que los trabajos que se efectúen serán por parte del Gobierno federal, pero con recursos de las dos entidades.

    Agregó que no se puede ver a Colima como un enemigo, pues existen proyectos en conjunto que se espera se puedan efectuar en los próximos años.

    “Espero platicar con el nuevo gobernador de Colima, a quien espero y deseo el mayor de los éxitos. Tenemos proyectos en conjunto que están en proceso, algo que es muy importante para Guadalajara es la planta regasificadora en  Manzanillo, que llevará a cabo el Gobierno federal. La construcción de este gasoducto va a llevar gas natural a Jalisco, y permitirá la construcción de dos plantas productoras de electricidad”.

    Telón de fondo

    Violación de acuerdo

    El 13 de octubre, el Gobierno colimense inició obras y servicios para legitimar su presencia en la zona limítrofe. La obra pretendía dotar de agua a los habitantes de Colimilla, a través de un acueducto que estaría ubicado sobre la zona federal de los territorios controlados por Jalisco, en el ejido El Rebalse, de Cihuatlán.

    Ante ello, autoridades federales intervinieron cancelando la obra y sacando la maquinaria que estaba en la zona en conflicto, pues dentro de los acuerdos está especificado que ninguno de los dos estados (Jalisco y Colima) podrán hacer alguna obra mientras persista el conflicto.

    Compartir