PERSONAL DE LOS CIJ CONCLUYÓ EL DIPLOMADO QUE IMPARTIÓ LA U DE C

    0

    Con la presencia de Oscar Zurrosa, secretario de de Desarrollo Social y representante del gobernador, Mario Anguiano Moreno, el dirigente universitario reconoció, primeramente, la perseverancia de este grupo y su entrega a la capacitación, para agregar que el sistema global está en crisis y después de algunos sucesos mundiales como la segunda guerra mundial, la caída del muro de Berlín, el mundo entro en paradigma de desarrollo, que como lo sita el filosofó francés Edgar Morin fue lo mejor y lo peor que le ha pasado a la humanidad.

    “Lo mejor, añadió el rector, porque ha demostrado una conciencia, por la que la humanidad se puede ver como un sistema (una aldea global) y en contra parte ha permitido un desarrollo desigual en el que imperan los excesos de un desarrollo inequitativo”.

    En este tenor, Aguayo López afirmó que como institución la U de C le ha apostado al desarrollo humano y a los valores, efecto positivo de la globalización en torno a un objetivo adaptado a un sistema. Por eso, este diplomado es la iniciativa de apoyar a otras instituciones como los CIJ, que lucha con un adversario como son las adicciones. “Ahora podrán hacerlo con una perspectiva integradora, desde la cual es posible revertir y hacer conciencia de que se necesita un cambio profundo en el sistema de convivencia humana a través de la cooperación que permite este tipo de acciones”.

    Por su parte Susana Ortuño de Aguayo, presidenta estatal del patronato de CIJ y Voluntariado de la Universidad de Colima, también participante del diplomado, comentó que desde hace tres años se inició este trabajo con la apertura de un seminario de seis módulos y que por el interés mostrado dio origen a una instrucción que hoy concluye.

    Acto seguido agradeció a quienes fueron parte importante para el desarrollo del trabajo, desde el rector, quien apoyó económicamente el desarrollo del diplomado.

    “Lo aprendido aquí será una herramienta más que puede ser aplicada en el trabajo diario de los Centros de Integración Juvenil con mayor profesionalismo por el bien de un Colima mejor”, apuntó la dirigente de las damas voluntarias.

    María del Carmen Ayala Gutiérrez, directora de CIJ en Colima, dio las gracias agradeció por el patrocinio que la Universidad de Colima hizo en su formación, que tiene el propósito de que quines atiendan a lo adictos lo hagan de una manera óptima.

    Manifestó, de la misma manera, el compromiso de ser mejores como personas y profesionales y aseguró que las adicciones son un problema de salud pública social complejo, que exige de la capacitación continua “y este diplomado nos brindó las herramientas teóricas y metodológicas y, sobre todo, una forma diferente de mirar al usuario de drogas y sus familias.

    En nombre de quienes finalizaron esta capacitación, Francisco Javier López Pineda dijo que a lo largo del entrenamiento se aprendió que no es posible dar lo que no se tiene por lo que fue de gran importancia identificar y explorar los te mas de trabajo personal, saber que existe una ayuda profesional y cualidades que permitirán ser más eficientes en el desempeño de su acompañamiento, cultivando y adquiriendo virtudes como el agradecimiento y la humildad, la suspensión de juicios y la sensibilidad para percibir conductas y, la más importante, aprender a honrar la vida.

     

     

    Compartir