Periodistas Locales Demandan Despenalizar la Difamación

    0

    Los reporteros colimenses cuestionaron también el hecho de que recientemente el Congreso local desechó la iniciativa de despenalización de los delitos de difamación y calumnias.

    «Levantamos nuestra voz porque no queremos más periodistas muertos ni desaparecidos en México. No más ataques ni agresiones en contra de quienes simple y sencillamente cumplimos con una profesión y con una responsabilidad en beneficio de la sociedad en general», señaló, a nombre de los participantes, Jorge Alberto Ruiz Chávez, corresponsal de la agencia Notimex.

    Dijo que, aunque el reclamo del gremio periodístico ha sido constante para que estos hechos sean debida y prontamente aclarados, las autoridades responsables han optado por un silencio que hasta se antoja cómplice.

    «El silencio de las autoridades no nos amedrenta porque, a diferencia de ellos, los periodistas no debemos callarnos y, por el contrario, debemos entender la necesidad de conformar un verdadero frente común que obligue a las autoridades a resolver cuanto antes esos crímenes», afirmó Ruiz Chávez, desde una tarima colocada en el kiosco, alrededor del cual se colocaron pancartas con los nombres de medio centenar de periodistas asesinados.

    Añadió que los derechos relacionados con la libertad de expresión, consagrados en la Constitución y en otras leyes y reglamentos en la actualidad parecen ser letra muerta.

    Dijo que en al ámbito estatal la determinación del Congreso local de desechar la despenalización de la difamación y calumnia, así como su resistencia a instaurar el secreto profesional del periodista intranquiliza y preocupa aún más al gremio periodístico.

    «No estamos pidiendo privilegio o favor alguno. Sólo seguimos exigiendo justicia para los compañeros caídos y pleno respeto a nuestra libertad de expresión», señaló.

    A su vez, Verónica González Cárdenas, corresponsal del periódico La Jornada, dijo que un tema pendiente relacionado con la libertad de expresión, es el de la ausencia de criterios para la asignación de la publicidad gubernamental a los medios de difusión, pues hasta ahora esto se sigue usando para premiar o castigar a las empresas periodísticas.

    «A los medios oficialistas, que favorecen a sus intereses, se les premia con mayores cuotas de publicidad, y en el caso de los medios críticos se les retira la publicad o se les da a cuentagotas», explicó.

    «Levantamos nuestra voz porque no queremos más periodistas muertos ni desaparecidos en México. No más ataques ni agresiones en contra de quienes simple y sencillamente cumplimos con una profesión y con una responsabilidad en beneficio de la sociedad en general».

    Compartir