ORIGINAL CONCURSO DE ALTARES CON MATERIAL RECICLADO SE DIO EN LA U DE C

    0

    Los mejores altares según el jurado calificador fueron para el 1o B de Mercadotecnia; dos segundos lugares para el 3o A de Mercadotecnia y el 5o E del Bachillerato No.1 y dos terceros lugares que correspondieron para el 7o A de Mercadotecnia y el 1o D del Bachillerato No. 1.

    Las ofrendas fueron realizadas en memoria de los escritores Jaime Sabines, Felipe Sevilla, Juan Rulfo, Octavio Paz y Carlos Monsivais y en el arranque del concurso estuvieron presentes, en representación del rector Miguel Ángel Aguayo López, el delegado en Colima, Alejandro López Silva; el secretario académico, Juan Carlos Yáñez Velazco; el director general de Educación Superior, Carlos Eduardo Monroy Galindo y los directores de las facultades concursantes, Félix Rogelio Flores, de Mercadotecnia y Martín Álvarez Ochoa de Contabilidad y Administración.

    El jurado estuvo integrado por el director general de Museos y Galerías de la U de C, Fernando Macedo Cruz; el director de la Facultad de Arquitectura y Diseño, Gabriel Gómez Azpeitia; el del Museo de Artes Populares Ma. Teresa Pomar, Antonio Enciso Núñez y el presidente de la Fundación Colosio, Ernesto Pasarín Tapia.

    En su intervención, Alejandro López dijo que espera que esta tradición se siga dando “para mantener nuestras raíces, porque hoy es importante para el desarrollo integral de esta sociedad, que tanto pide y exige el rescate de costumbres, tradiciones y valores para contrarrestar un poco la violencia que se vive; y con esto ustedes portan un granito para retomar el rumbo de un Colima tranquilo y pacífico”.

    Por su parte, el catedrático de la Facultad de Letras y Comunicación, Víctor Gil Castañeda, habló un poco sobre Altares de Muerte, de los que dijo son parte de un conjunto de tradiciones mexicanas del Día de Muertos, que consiste en instalar altares domésticos en honor de los muertos de la familia, conocidos, amigos, personajes públicos o parientes.

    Mencionó también que la representación de los tradicionales altares de muertos ha cambiado a través de los siglos; desde la introducción católica en el México prehispánico, se han incluido elementos simbólicos que no pertenecen a las culturas mesoamericanas, como imágenes religiosas católicas (rosarios, crucifijos e íconos sacros).

    Gil Castañeda agregó que la construcción y representación del altar de muertos varía según la idiosincracia y elementos disponibles en una determinada región, así como la cosmovisión de las diferentes culturas.

     

    Compartir