OFRECIÓ EL BALLET FOLCLÓRICO 25 FUNCIONES EN SU GIRA A FRANCIA

    0

     

    A Rafael Zamarripa lo enorgullecen varias cosas: la honorabilidad con la que los universitarios le hicieron frente a la gira y el compromiso con el que los integrantes del ballet se enfrentan a la vida. Y es que, tanto para los artistas como para los espectadores, los hechos culturales no son inofensivos: casi sin darse cuenta van configurando una nueva forma de pensar, ver y entender lo que los rodea. Por esa razón el director y coreógrafo considera que el arte es una tabla de salvamento contra todas las situaciones críticas –inseguridad, violencia– por las que atraviesa el país.

    No se pueden hacer matemáticas de las emociones, ni sumas de los aplausos…eso es, sencillamente, imposible: En esta gira, donde se trasladaron por varias provincias francesas, el Ballet participó en cinco festivales: Martigues, del 19 al 26 de julio; Eyragues, el 30 y 31 de julio; Amelie Les Bans, del 2 al 7 de agosto; Confolens, del 9 al 15 de agosto; y Cugand, del 18 al 21 de agosto. En total brindaron 25 actuaciones, diez desfiles, catorce animaciones, dos conferencias y un taller.

    Calculan que, en promedio, en cada actuación había unos dos mil 500 espectadores; es decir, con cada presentación lanzaron un embrujo: los poderosos zapateados y los coloridos faldeos provocaron que a miles de personas que habitan en la comunidad europea se les inflamara el pecho.

    En rueda de prensa que se celebró ayer, Rafael Zamarripa –acompañado de Juan Diego Gaytan Rodríguez, coordinador general de Extensión Universitaria y Gilda Callejas Azoy, directora de Arte y Cultura— aseguró que en todos los festivales les dieron la distinción de clausurar los eventos; además, el maestro Rafael Zamarripa recibió dos medallas y fue nombrado padrino del Festival de Martigues. El grupo, agregó, abrió el concierto de la intérprete mexicana Lila Downs, quien, públicamente, reconoció el trabajo de los universitarios colimenses.

    Si, la gira fue exitosa…pero también exhaustiva: después de largas temporadas de entrenamiento bajo la técnica Limón y Graham el Ballet está en uno de sus mejores momentos; pero el éxito de la gira es mérito de varios: de Rafael Zamarripa, por supuesto, pero sin duda de los bailarines y músicos que se dedican en cuerpo y tiempo completo al ballet.

    El Ballet Folclórico ha podido convertirse en un icono a nivel internacional por varias razones: los rectores de la casa de estudios han entendido la importancia de esta agrupación que, gracias a la influencia de Rafael Zamarripa, ofrece una visión renovada de la danza folclórica…van llevando sus “espectáculos totales”-como los califica el crítico de arte Alberto Dallal- por el país y por el extranjero.

    Los franceses fueron los más recientes en disfrutar –casi con todos los sentidos— a una agrupación universitaria llena de carácter. Y así, emocionados, no dejaron pasar la oportunidad de exclamar ¡Que viva México!

    Compartir