NACIONALISMO EXACERBADO EL DE QUIENES FRENAN LA REFORMA ENERGÉTICA: CALDERÓN

    0

    Después de que Enrique Peña Nieto, precandidato del PRI a la Presidencia de la República, ha pugnado por que se dé mayor participación a la iniciativa privada en el sector energético, Calderón se quejó sobre lo ocurrido con su reforma petrolera. “Si estamos de acuerdo en esos cambios, por ejemplo, como los que tuvo Brasil y concretamente su empresa (Petrobras), revisemos por qué, entonces, la iniciativa que presenté fue aprobada en parte y, creo, en cosas buenas, pero no en cosas medulares”, expuso.

    “Por ejemplo, ya no digamos que se permitiera que Pemex (Petróleos Mexicanos) tuviera asociaciones estratégicas con Petrobras y otras empresas exitosas para producir petróleo y gas; ya no digamos que se les permitiera refinar petróleo; vaya, ni siquiera se permite que construyan ductos para transportar gasolina, y eso es otra de las paradojas mexicanas: sí se permite que la gasolina se transporte por pipas, que es, yo creo, 10 veces más caro que transportarla por ductos”.

    Calderón declaró necesaria la reforma en materia de energía, porque México no está optimizando su enorme potencial ni en petróleo ni en gas ni en electricidad. Tras resaltar que no pudo saludar al ex presidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva –quien lo antecedió como conferencista–, insistió en mencionar que durante la presidencia de Fernando Henrique Cardoso en Brasil se permitieron inversiones privadas en Petrobras, empresa que hoy ha cuadruplicado su producción, mientras que México la redujo.

    Tras emplazar de nuevo a los partidos políticos a aprobar las reformas estructurales pendientes, declaró: “Sé que es vital que pensemos precisamente en ello, que seamos capaces de derrotar los miedos, los complejos, los prejuicios, los nacionalismos exacerbados, los mitos políticos, las faltas de coherencia y de consistencia que se dan en la política mexicana, para, de una vez, decidir lo que tiene que decidirse”, expresó.

    Recibido por el organizador de la cumbre, el ex gobernador de Veracruz Miguel Alemán Velasco, el Presidente consideró necesarias las reformas para “cambiarle la máquina a nuestro coche”, y dijo que ya sabemos cuáles se necesitan. Sólo que “se hacen propuestas dependiendo del auditorio al que se hable. ¿Y por qué no se llevan a la práctica, si estamos tan de acuerdo? Porque no hay correspondencia entre las palabras y los hechos, entre las propuestas y los votos en el Congreso”, deploró.

    Abiertamente declaró que la falla está en la política y en los políticos, y reprochó al Congreso que no construya una mayoría capaz de impulsar los cambios o, en todo caso, por tener una mayoría que se opone a esos cambios en los hechos, es decir, en los votos.

    Insistió en reprochar la inconsistencia política, porque algunos hasta proponen iniciativas y luego no las votan. “Algunos se oponen abiertamente, otros de palabra y hay quienes se oponen de obra”, explicó. También abogó por llevar a cabo cambios en materia de propiedad rural, para darle certidumbre y propiedad plena a los campesinos en México. “La tierra no es prestada; es de la gente que la está trabajando, así lo quiso Zapata”, indicó.

    Declaró estar consciente de las resistencias al cambio, porque hay intereses de quienes les va muy bien con que México no avance, pero declaró que llegó la hora de los acuerdos. Pero dijo que a 13 meses de concluir su mandato, él seguirá insistiendo en sentar las bases del futuro.

    Crítica a periódicos: En su alocución recriminó también a los periódicos y partidos que “se solazan, digamos, hablando de temas como el gasolinazo; así le llamaron a aquel asunto”. Argumentó que la crisis económica provocó un golpe tan brutal a las finanzas mexicanas que se hizo un ajuste; sin embargo, la gasolina sigue subsidiada “enormemente”, con casi tres pesos por litro.

     

     

    Compartir