MONREAL: “DIOS ES GRANDE Y EL SANTO NIÑO DE ATOCHA TAMBIÉN”

    0

     

    El martes pasado, después de que concluyera la sesión en la Cámara de Diputados, Monreal se dirigía a su oficina particular, ubicada en el número 70 de la calle General Prim y pensaba comer muy cerca de ahí, en un restaurante que está apenas cruzando la calle del hotel donde se alojaban quienes planeaban asesinarlo.

    Monreal iba acompañado de Ricardo Mejía Berdeja, su segundo de a bordo en la Cámara de Diputados.

    Una manifestación les bloqueó el paso hacia el restaurante, por lo que decidieron cambiar de rumbo y comer en otro lado. Fue así que no llegó, quizá, a la cita con los presuntos sicarios que pretendían arrancarle la vida, que se hospedaban a sólo 20 metros de donde pensaban ir a comer y a 40 metros de su oficina.

    Y es que la PGR informó este jueves la detención de un grupo de personas en un hotel del centro de la Ciudad de México, que pretendían asesinar a los legisladores Ricardo y David Monreal.

    “Por eso yo digo que Dios es grande y el Santo niño de Atocha también”, expresó el diputado en conferencia este viernes.

    Después de comer, Monreal se dirigió a su despacho y ahí pasó toda la tarde. A las 17:00 horas llegó su hermano, el senador David Monreal y trabajaron en varios asuntos.

    Por la noche, una vez que estaba ya en su domicilio, Monreal recibió la llamada de Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación.

    “Me pidió que de manera urgente conversáramos y me advirtió que era un asunto personal, no político. Y entonces nos entrevistamos por lo delicado de la investigación. Obviamente fueron días muy difíciles para mí. Ni siquiera mi familia sabía. Nadie sabía, salvo él y yo. No tuve comunicación con nadie más”, narró el diputado en la rueda de prensa de este viernes.

    Y así lo confirmó el propio titular de Gobernación este viernes, durante la inauguración del Memorial de las víctimas,  al indicar que al primero en informar de la situación fue Ricardo Monreal, incluso agregó, se le ofreció protección del Estado.

    Su hermano David, explicó Monreal, fue avisado más tarde sobre los hechos.

    El miércoles, Ricardo Monreal trató de mantenerse en la Cámara de Diputados la mayor parte del día. Osorio Chong le había ofrecido seguridad pero él decidió no tomarla.

    El jueves, después de que terminó la sesión del Pleno, decidió irse a su casa para estar junto a su familia y procurarlos después de que la noticia se hiciera pública sin perder la templanza.

    “Recibí la noticia ayer en sesión, me fui a la casa, mi esposa me hizo de comer, comí con mis hijas, me falta mi hijo que vive en otro lugar; pero es la fortaleza y siempre hay que contar con esta fortaleza”, expuso.

    Las circunstancias hicieron que Monreal se sienta ahora más unido a su familia y a sus creencias católicas, de las que no oculta su fe.

    “Quizá a algunos les extrañe pero siempre he sido devoto. Ahí nací, en Plateros (Zacatecas), y ahí se venera el Santo Niño de Atocha. Mi familia y yo somos católicos confesos y de ahí que no les extrañe que, aunque somos de izquierda, mantenemos una posición personal al respecto”, dijo.

    Ya el 5 de diciembre de 2011 había mostrado públicamente su veneración a ese santo, cuando fue hasta la iglesia de Plateros, Zacatecas, su pueblo natal, a postrarse ante la imagen del Santo Niño de Atocha para pedirle que lo ayudara en su encomienda como coordinador de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

    Así, Ricardo Monreal dio su testimonio este viernes en San Lázaro. Flanqueado por su esposa, María de Jesús Pérez, y sus hijas María y Katia Monreal, se dijo dispuesto a perdonar a quienes lo intentaron matar.

    “Yo no tengo problemas con nadie. Aun los que atentaron o estaban planeando, preparando, yo los perdono, no tengo ninguna dificultad en hacerlo y que Dios nos ayude a todos”, pidió.

    Cuestionado sobre si no pensaba que todo sería un invento, Monreal dijo no haber visto a sus posibles agresores y creer en lo que la Secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República le habían informado.

    “Yo creo es verídico. Tan es verídico, que hay detenidos”, confió.

    “ESTOY PREPARADO PARA MORIR”
    Entre suspiros, Ricardo Monreal reconoce tener adversarios políticos por sus posturas de izquierda, pero no enemigos que desearan su muerte.

    Aun así, confiesa que no siente miedo a la muerte y, de hecho, sabe que al ser de izquierda es un fantasma que siempre lo persigue.

    “Estoy preparado para morir. Cuando estás en la oposición siempre estás preparado para lo peor. Yo soy un hombre de adversidades políticas, no ha sido fácil mi vida pública, he sido siempre sometido a cuestionamientos a veces a insultos o a diatriba o especulaciones, pero soy un hombre limpio y soy un hombre honesto y por eso estoy aquí”, apuntó.

    Pero su hija María Monreal Pérez no está tan segura. A sus 21 años sabe que la labor política de su padre es una cuestión que le busca animadversión. Y no sólo a él.

    “Siempre me gritan en la calle, me pueden decir cosas, pero nunca he tenido miedo la verdad. Mi papá siempre nos ha enseñado a ser humildes y a no tenerle miedo a las cosas y él hace su trabajo bien y por eso a lo mejor tenemos enemigos”, comentó en entrevista.

    María de Jesús Pérez, esposa del legislador, contó que su familia se asustó cuando supieron lo que ocurría y ahora se dice preocupada por su familia.
    “Fue susto de momento, afortunadamente no se llevó a cabo. Eso es lo que nos mantiene tranquilos. Confiamos en la ley”, dijo.

    La familia Monreal Pérez confió en que Dios los ayudará a superar el trance y los protegerá de alguna posible agresión pues, hasta ahora, no tienen contemplado cambiar sus hábitos de vida o dejar de ir a Zacatecas, tierra natal del legislador.

    “En Zacatecas viven mis hermanos, 10. Ahí están mis muertos, ahí está enterrada mi madre y mi padre. Yo soy de Plateros y no voy a interrumpir mi vida”, advirtió.

    Ricardo Monreal Ávila se ha caracterizado en su trabajo como legislador por ser uno de los más férreos opositores y críticos al régimen del PRI y del presidente Enrique Peña Nieto.

    {Jathumbnail off}

    Compartir