Minimizan amenaza a Olimpíadas

0

EL UNIVERSAL

Liubliana.- El gobierno de Estados Unidos y el Comité Olímpico Internacional minimizaron ayer las amenazas terroristas recibidas por comités olímpicos de Eslovenia, Hungría, Alemania e Italia terroristas por carta y vía correo electrónico relacionadas con los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, programados para el 7 de febrero.

“Hemos visto un repunte en las amenazas antes de los Juegos Olímpicos, lo que por supuesto es un motivo de preocupación. Sin embargo, no es inusual para un gran evento internacional”, indicó Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, quien reiteró que Estados Unidos ha ofrecido asistencia a Rusia en materia de seguridad, pero que “obviamente como país anfitrión son ellos (los rusos) los que coordinan la seguridad del evento”.

La noche del martes el presidente estadounidense, Barack Obama, conversó telefónicamente con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para abordar cuestiones de seguridad antes el evento deportivo.

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional (COI) descartó la posibilidad de posponer o cancelar los Juegos.

El comité lanzó un mensaje de “confianza y serenidad” a los atletas, al asegurar que las medidas de seguridad están garantizadas por los organizadores del COI a las federaciones internacionales y a los comités olímpicos.

El COI, con sede en Suiza, se ha apresurado a calmar la preocupación, al señalar que los mensajes “no se tratan de una amenaza terrorista sino de un mensaje aleatorio enviado por un privado”.

Ayer se informó que fuerzas de seguridad rusas buscaban a tres mujeres consideradas potenciales atacantes suicidas. Volantes policiales contienen advertencias sobre las tres mujeres y una carta de la policía dice que una de ellas, Ruzanna Ibragimova, de 22 años y viuda de un extremista islámico muerto, estaba en Sochi.

Por otra parte, Río de Janeiro anunció que ha creado una unidad especial para enfrentar posibles protestas durante el Mundial de junio y los Juegos Olímpicos del 2016.

Las manifestaciones durante el Mundial, cuya final será disputada el 13 de julio en el estadio Maracaná de esta ciudad, serán inevitables, dijo a Reuters el encargado de grandes eventos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Río de Janeiro, Roberto Alzir.

“En la Copa tendremos una tropa más habilidosa, más preparada, con un perfil psicológico y mental más adecuado”, dijo Alzir en una entrevista con Reuters. “Creo que de esa forma evitaremos excesos y abusos y tendremos menos enfrentamientos también”, agregó.

Durante la Copa Confederaciones, Río de Janeiro y otras ciudades de Brasil fueron escenario de batallas campales entre policías y manifestantes que reclamaban por los excesivos gastos para el Mundial.

Anuncios