Logra Colima un 10 en Democracia

    0

    El estudio presentado por Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del gremio patronal, coloca en contraparte a Colima con 10 puntos de calificación, siendo la entidad con mejor labor democrática, seguida por el Distrito Federal, Aguascalientes, Guanajuato y Nuevo León.

    El IDD-Mex 2010, que tendrá un carácter anual, se presentó ayer por primera vez y califica diversos factores, como los derechos políticos y libertades civiles que contemplan exclusión indígena y violencia de género.

    También la calidad institucional y eficiencia política, conformada por percepción de la corrupción, indicador de desestabilización y factor de crisis de gobierno, entre otros.

    Factores como el desempleo urbano, hogares en pobreza, mortalidad infantil, desempeño en salud, tasa de analfabetismo, eficiencia terminal en secundaria y desempeño en educación son contenidos en el rubro de sub dimensión social

    En el tema económico, se toma en cuenta el PIB per cápita, el coeficiente de desigualdad de ingresos, la competitividad estado-sociedad, la inversión y la autonomía financiera.

    El reporte arroja un promedio de desarrollo democrático inferior a seis puntos, en una escala del cero al 10. Varios estados no llegan a cuatro puntos; sólo 14 entidades superan el seis de calificación y dos pasan el ocho.

    Otros resultados muestran que la democracia presenta un desarrollo heterogéneo en las entidades, con muchas disparidades. Algunos estados alcanzan niveles equiparables a los de democracias avanzadas del mundo, pero en otros existen problemas para tener elecciones libres de coacción.

    “Persisten las prácticas caciquiles, el fraude electoral, los congresos estatales con una autonomía incipiente, la corrupción, la opacidad en el manejo de los recursos públicos e inclusive atentados contra la libertad de expresión”, dijo Candiani

    Destacó que el desarrollo democrático es un proceso aún inconcluso y que plantea múltiples pendientes y retos, que representan oportunidades, pero también riesgos de retrocesos o distorsiones. Para evitarlos, afirmó, la única alternativa es consolidar la transición, que ya se ha prolongado demasiado.

    Ante los resultados del estudio, que permitirá evaluar la evolución política de los estados y sus instituciones, comparándolos con los demás y contra sí mismos en el tiempo, Candiani aseguró que el sistema político mexicano tiene que adaptarse a las

    nuevas realidades y necesidades del país.

    http://www.eluniversal.com.mx/notas/727726.html

    Compartir