La Policía ucraniana se lanza al asalto del ‘Euromaidan’ de Kiev

0

ABC.es

Moscú.- Las fuerzas antidisturbios ucranianas comenzaron hoy el desalojo de la plaza de la Independencia o Maidán de Kiev, bastión de las protestas antigubernamentales, tras el estallido de violentos desórdenes en la capital, que han causado al menos catorce muertos, según Reuters, y unos 200 heridos. Entre los fallecidos se encuentran seis policías ucranianos, tal y como asegura la agencia que cita a fuentes policiales.

El líder de la oposición ucraniana Vitali Klitschko ha llegado a la oficina del presidente Viktor Yanukovich para iniciar conversaciones, según ha reconocido la portavoz de Klitschko.

Con la ayuda de tres camiones de agua, la policía está derribando las barricadas construidas en los accesos a la plaza por los manifestantes, que lanzan a los agentes antidisturbios adoquines, petardos y cohetes artificiales, según medios locales. Varios columnas del Berkut, el destacamento especial antidisturbios, avanzan hacia la histórica plaza desde dos lados: la Plaza de Europa y la calle Institútskaya, que conduce a la Rada Suprema (parlamento). Oficiales de la policía instan por magafonía a los manifestantes a desalojar pacíficamente la plaza, donde se encuentran acampados desde el pasado 21 de noviembre. Además, exhortan a las mujeres y a los niños a que se vayan de Maidán, como ya hizo antes el dirigente opositor Vitali Klitschkó en previsión de una dispersión violenta de la plaza.

Como parapeto y para frenar el avance de la policía, los manifestantes han formado una gran muralla de fuego tras incendiar varias tiendas de campaña. Miles de personas siguen congregadas en el corazón del Maidán, cantado el himno nacional, mientras hacen ondear banderas del país y corean el «Gloria a Ucrania».

Los líderes opositores han hecho un llamamiento al presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, a que ordene el repliegue de la policía y renunciar a la dispersión violenta del Maidán. «Ordene el repliegue de la policía. Llamo a Víktor Yanukóvich a declarar una tregua hasta la mañana, entonces estaremos dispuestos a acudir a las conversaciones», proclamó Arseni Yatseniuk, dirigente del principal partido opositor (Batkivschina). También llamó a los efectivos antidisturbios a «retroceder unos 200 metros».

El presidente de la Rada Suprema (Legislativo), Vladímir Ribak, anunció que el presidente se reuniría mañana miércoles, en torno a las 11:00 hora local, con los líderes de la oposición.

Las protestas en la capital ucraniana estallaron a finales de noviembre después de que el Gobierno anunciara su intención de no firmar el Acuerdo de Asociación negociado con la Unión Europea. Ayer fueron recibidos en Berlín por la canciller alemana, Angela Merkel, los líderes de UDAR, Vitali Klichkó, y Batkívshina, Arseni Yatseniuk, quienes obtuvieron nuevas muestras de apoyo, aunque no luz verde de Alemania, por ahora, a la imposición de sanciones contra la cúpula ucraniana.

Anuncios