LA CNTE NO REPRESENTA A TODO EL MAGISTERIO

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

Uno de los errores gravísimos que se cometen al hablar de los agremiados del magisterio es el de darle un espacio privilegiado en medios de comunicación y en las mesas de diálogo a los maestros disidentes que están adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (Cnte), quienes históricamente, en nombre de la educación, han cometido excesos, tales como: Disturbios, bloqueos carreteros, ferroviarios, incendiado oficinas gubernamentales, bloqueo de casetas, condicionamiento para el registro de asistencias para alumnos inscritos en programas, cuotas obligatorias a quienes están en las zonas de conflicto, paro de labores por periodos prolongados sin importar la violación al Artículo Tercero Constitucional, así como privar del Derecho Humano de la educación a niños, niñas, adolescentes y jóvenes que en algunos estados del sureste como Oaxaca, Guerrero, y otras entidades como Chiapas, Michoacán, han afectado el servicio educativo, pero eso sí, no han dejado de percibir un sueldo, que retrasado o no, cae a sus bolsillos y pues como están en la lucha, el recurso de sus salarios por estar frente a grupo lo justifican en su movimiento, en su guerra antisistema y en decir que velan por los intereses de todo el magisterio.

Desde hace poco más de dos décadas, casi a la par de que la maestra Elba Esther Gordillo Morales asumiera el cargo de líder nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (Snte), los de la Cnte han mantenido una línea de choque contra el Snte; es decir, protestan porque no están de acuerdo con sus lineamientos, con lo que representan, con sus líderes, con los mecanismos que operan, con las decisiones que se toman para defender los beneficios que durante años se han ido acumulando y es definitivamente en el periodo de Gordillo Morales, en que el sindicalismo magisterial despega y logra alcanzar poco más de mil conquistas laborales a lo largo de un trabajo que se caracterizó por definir el liderazgo magisterial y déjeme decirle, amable lector, lectora, que desde ese tiempo y hasta la fecha, la Cnte se sigue beneficiando de las conquistas de su acérrimo enemigo sindical, el Snte, y jamás han emitido un pronunciamiento para renunciar a los beneficios logrados por la maestra Elba Esther, en donde resulta un verdadero descaro que cuestionen a quien les brindó durante décadas certeza laboral y gozaron de beneficios.

Ahora, con el surgimiento de Maestros por México (MxM), la Cnte comienza no sólo a perder fuerza, sino a perder la brújula de lo que en un momento fue un movimiento reactivo al interior del Snte; MxM cobra fuerza cada día y para muestra basta ver los eventos multitudinarios en diferentes entidades, donde maestros de todas edades ven en la figura de Gordillo el rumbo certero del sindicalismo que urgentemente requiere renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos, se ha mencionado el término reivindicación y refundación del Snte, incluso se ha manejado el crear una nueva forma de organización sindical que obedezca a los intereses de la base trabajadora y a los retos que exigen los nuevos tiempos.

Pero así está acostumbrada a operar la Cnte, a denostar a los líderes que les dieron todo, a cuestionar a los sistemas que les brindan empleo y a golpear a las siglas, que les guste o no, los representan sindicalmente y ahora pretenden hacer lo mismo que en el sexenio anterior, utilizar de pretexto el tema de la Reforma Educativa que propone el actual régimen y para de nueva cuenta hacer movilizaciones, plantones, paro de labores, disturbios y más, porque consideran que la Reforma Educativa actual, no está acorde a las necesidades de la Cnte, quien dice que representa a todos y cada uno de los maestros, sin importar la opinión de poco más de 1.6 millones de trabajadores de la educación en el país, están exigiendo llenar de tensiones las mesas de diálogo, pedir exigencias que rayan en la incongruencia y regresar al modelo educativo anterior; es decir retroceder a la educación del país al modelo educativo que inició en el periodo del ex presidente Vicente Fox y que Felipe Calderón no alcanzó a reformar y le cedió la estafeta a Enrique Peña Nieto, y a nombre de todos los maestros, sin habernos consultado, quieren exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador que se siente a dialogar con ellos lo que supuestamente quieren todos los maestros de México.

La Cnte quiere regresar a la educación de hace aproximadamente 18 años, en donde las plazas eran asignadas sin respetar los resultados de un examen, incluso donde en la mayoría de los casos el escalafón no era tomado en cuenta para que el trabajador mejorar sus condiciones laborales.
Quieren retornar a la época donde los abusos al alumnado en nombre de la educación no eran motivo de cese, no se investigaban y no había una responsabilidad jurídica; pretenden retrasar la educación del país para que el alumno cumpla propósitos, en un perfil de egreso deseable, probable.
Quieren regresar a la época en donde los maestros no eran tomados en cuenta para las transformaciones del modelo educativo nacional, donde la capacitación para el docente era limitada y la asignación de recursos para apoyar el trabajo áulico era raquítico.

Pretenden retornar a un modelo educativo que no tenga programas como Escuelas al 100, que busque dar equidad y justicia a planteles que por décadas no habían recibido recursos para mejorar la infraestructura.
Podría citar muchos ejemplos más, pero desde este espacio quiero establecer que la Cnte es un movimiento disidente al interior del Snte y que no representa a todos los trabajadores de la educación en el país, ni del Snte ni de MxM.

Anuncios
Compartir