LA CARA DETRÁS DEL BLOQUEO

    0

    “En 2010 Gonzalo Castañeda Bazavilvazo argumentaba que lo del HLB era un invento del gobierno, que solamente lo que quería el gobierno era tratar de justificar que llegaran más recursos para que alguien se los robara y debo decir que muchos creyeron en él”.

    Calificó que se quiere convertir en mártir y no lo permitirá.

    Las indecisiones de los agroproductores del cítrico han pagado sus consecuencias ya que hay un padrón totalmente definido de 23 mil hectáreas clasificadas todas ellas afectadas con HLB, de los cuales son alrededor de 3 mil productores.

    En abril 2010 se lanzaron alertas sanitarias por autoridades estatales y federales, quienes emitieron que 24 árboles dieron positivo al HLB, que una vez contagiados, comenzaba a secar su producción.

    Según expertos una vez infectado un plantío, no habría forma de controlar el contagio.

    En ese tiempo el productor limonero dijo “voy a demostrarles que no hay ni Diaphorina, no tengo enfermedad alguna, mucho menos Huanglonbing, pero si de lo que tengo necesidad es de precio, fundamentalmente el problema de los productores es el problema común del campo mexicano”.

    A mediados de 2011 tras incrementarse el problema, la dirección general de Sanidad Vegetal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) no descartó la posibilidad de derribar la totalidad de plantaciones y árboles infectados con HLB, en ese momento Castañeda Bazavilvazo, se opuso y exigía 10 mil pesos por cada árbol de limón que tuviesen que derribar.

    Apenas ayer alrededor de 2 mil agroproductores encabezados por Castañeda Bazavilvazo, bloquearon la autopista Manzanillo – Colima, y pedían de forma inmediata resolver el problema con el pago de 10 mil pesos por cada hectárea.

    Anguiano Moreno calificó de lamentable la acción, y pidió a productores que no se dejen engañar con el ‘mecanismo’ implementado por Gonzalo Castañeda.

    “No van a llegar 10 mil pesos como él ha venido ofreciendo, sí van a llegar apoyos, pero van a ser por las vías institucionales; ya se abrieron las ventanillas, vamos a hacer un corte el miércoles de la semana entrante, a los que se vayan inscribiendo van a ser los primeros que van a estar recibiendo apoyos y que estimamos que los apoyos empiezan a recibirse en dos semanas más”.

    El mandatario señaló que el gobierno fue prudente, ya que el bloqueo es un delito federal y generó pérdidas económicas muy graves.

    “Van a tener un seguimiento; cada vez que haya violaciones a las disposiciones, que o les quede duda, se va a proceder legalmente”.

    Además lanzó un ultimátum:

    “En lo sucesivo cuando empiece a haber este tipo de acciones, ya no van a esperar más tiempo, es decir, va a llegar la policía y va a empezar a cumplir la tarea que le corresponde”.

    “Lo que nosotros apreciamos por parte de los líderes es que quieren convertirse en mártires y no vamos a permitirlo, pero también la prudencia tiene un límite y debo decir que ayer cuando vimos que después de darle todas las atenciones no estaban dispuestos a cumplir con lo que marca la ley, iba a entrar la policía”.

    {Jathumbnail off}

    Compartir