Interviene CEDH en Cereso de Colima por casos de hepatitis

0

*Reclusos combinan heroína con sustancias como la papaína y paracetamol para comercializarla a menor precio.

 Óscar Cervantes|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos intervino  en el Cereso de Colima debido a las cinco muertes que se han registrado por hepatitis B y C, donde de acuerdo a las investigaciones de las autoridades, los contagios se presentaron entre internos por compartir jeringas infectadas.

En rueda de prensa, el presidente de la CEDH, Sabino Hermilo Flores Arias reveló que este fin de semana acudió al Centro penitenciario,  con el fin de platicar con los reclusos que padecen actualmente esta enfermedad y conocer de viva voz cómo se contagiaron.

Hizo saber que también acudió para constatar las medidas sanitarias que implementó la Secretaría de Salud a raíz de los contagios y las muertes registradas, donde a su parecer se está actuando de manera integral.

A pregunta expresa sobre cómo se ingresa la droga al Cereso, confirmó que durante las visitas conyugales las parejas de los reclusos se esconden la droga (heroína) en sus cavidades, posteriormente la entregan y la comercializan al interior del Centro, esto después de rebajarla con sustancias tóxicas como la “papaína”.

Sobre las 30 muertes que padres de familia presuntamente reportaron ante los medios de comunicación donde desmentían que fueran únicamente cinco, aclaró que hasta el momento no han recibido la queja de ningún padre de familia sobre esta situación y la información que ha recibido es sobre defunciones confirmadas.

Sin embargo, aclaró que la Comisión está dispuesta a investigar cualquier queja de los padres de familia pero cuando se presenten las pruebas correspondientes, sobre las versiones que ellos sostienen.

“Si logramos obtener datos que contrasten con la versión oficial emitiremos la resolución de responsabilidad”, sostuvo.

Entre las medidas de seguridad que se han reforzado al interior del Penal para evitar el ingreso de droga, explicó que previo a una visita conyugal se entrevista a la pareja  del recluso con el fin de identificar algún comportamiento extraño y descubrir a la persona.

Finalmente, dijo que detectaron que la dosis de la droga alterada la venden entre cinco y diez pesos, misma que los reclusos le añaden paracetamol y papaína.

Anuncios