Intentaron Asesinar a un Trabajador del Mercado «Pancho Villa»

    0

    Los hechos ocurrieron de la siguiente manera, dado que Colima Noticias estuvo en el lugar al momento en que ocurrieron.

    MERCADO FRANCISCO VILLA-MANUEL ALVAREZ.  JUEVES 07 DE ENERO.

    09:15 horas.- Un trabajador de una carnicería estaba acarreando carne al local cuando un sujeto le llegó por la parte de atrás, lo tomó del cuello y sin decir nada le asestó varios piquetes en la cabeza con un picahielo. El sujeto logró huir corriendo entre la gente. El herido fue atendido de inmediato por locatarios del mercado, quienes dieron aviso al 066 para solicitar una ambulancia de la Cruz Roja.

    09:25 horas. Luego de diez minutos arribó al lugar una patrulla de la Policía Estatal Preventiva, con número económico 026, nueva, de donde bajaron dos elementos. Uno de ellos se quedó en la calle y otro se introdujo para preguntar datos del lesionado. Nombre, edad, donde vives, a que te dedicas..etc, pero la gente le decía al policía que mejor le preguntara quien fue el que lo atacó, para que fueran por él.

    Un locatario comentó: «Le están haciendo al tarugo, mejor que vayan por el que lo atacó, a éste luego le preguntan, si es que vive..no así seguimos igual, no están capacitados los policías. Deben ir por el que lo intentó asesinar», decía constantemente.

    09:30 horas.- Arriba al lugar otra patrulla de la Policía Estatal Preventica, con número 041, también unidad cerrada y nueva. Descienden otros dos policías a quienes la gente les decía «vayan por el que lo agredió, no sé a que vienen aquí, mejor llamen a una camioneta de ustedes para que se lleven al herido…El pobre muchacho se está desangrando y no llega la ambulancia», se escuchaba decir por todos lados.

    09:37 horas.- Después de 22 minutos de haber ocurrido los hechos se oyó la sirena de la ambulancia de la Cruz Roja, de donde descendieron tres jóvenes incluyendo al conductor. A paso lento uno de ellos se dirigió al herido -lo que molestó a los curiosos y compañeros del lesionado- para en forma por demás tranquila, proceder a vendarle la cabeza. Después llegó otro con un botiquín y un tercero esperó cerca de la ambulancia.

    «Yo pensé que los de la ambulancia se bajarían con una camilla y procederían a llevárselo, porque perdió mucha sangre, pero míralos, muy campantes estos muchachos, como que vienen a una reunión..no pos no, estamos mal», dijo un señor mayor de edad que presenció los hechos.

    09:40 horas.- Llega al lugar una camioneta de la Policía de Procuración de Justicia color blanca, placas FD-68884, de donde bajan dos empistolados, uno con libreta en mano, quien se dirigió al herido a realizarle mas preguntas… «Luego le haces las preguntas, llévenselo a curar, perdió mucha sangre..» les gritaba la gente que para eso se contabilizaban en medio centenar.

    09:41 horas.- El lesionado fue subido a la ambulancia de la Cruz Roja. Su estado de salud se veía muy mal.

    YA SE LO HABIAMOS ADVERTIDO AL AYUNTAMIENTO

    En su oportunidad, la señora María Zúñiga Ruelas, locataria del mercado, manifestó que desde hace tiempo se les ha estado informando a las autoridades del ayuntamiento de varias irregularidades que ocurren al interior y exterior de estos mercados, de que teníamos temor que ocurrieran hechos como el de ahora. «Creíamos que con esta nueva administración todo iva a cambiar, pero no, seguimos sin recibir respuesta, inseguros, sin resultados».

    «Es muy lamentable que pasen estos casos para que nos escuchen. Hoy vamos a hablar con nuestra dirigente Natalia Flores Tapia para que nos acompañe con el presidente municipal y poner orden aquí. No queremos que estos hechos vuelvan a ocurrir, no más, vamos a buscar la forma en que nuestras voces sean escuchadas, que tomen en cuenta nuestras opiniones y que podamos seguir trabajando en armonía y paz, pues por ahora estamos a la mano de Dios, no vemos voluntad de las autoridades», explicó Zúñiga Ruelas.

    SE SUPONE QUE ESTÁN CAPACITADOS

    Luego del incidente y de que se fueron los policías y la ambulancia, la gente empezó a comentar que hace falta capacitación a los policías y a los encargados de la Cruz Roja.

    «Mira amigo periodista, se supone que en el 066 recibieron la llamada y éstos a su vez se lo informaron a los de la Cruz Roja y a todas las policías. El que está a cargo del teléfono en el 066 supo que el fulano fue atacado con un picahielo en la cabeza, que se estaba desangrando, entonces, los paramédicos de la ambulancia debieron saberlo, pero llegaron como si fueran a un velorio. o como si la persona ya estaba muerta…No eso no está bien, el señor se estaba desangrando y estos señores de la Cruz Roja se bajan con una mochila al hombro, sin camilla, sin oxígeno..Eso debería saberlo el gobernador, que no estamos capacitados para estas cosas..». manifestó el maestro jubilado Tomás Hernández, quien es cliente por años del mercado.

    «Mira, yo he visto muchas cosas, pero no sé si así actúan a diario los policías de Colima. El primer policía que llegó debió haber preguntado por las características del agresor, como era, que ropa traía y éste a su vez informárselo por radio a sus compañeros. ¿A qué vienen más policías aquí,? solo se necesitaba la ambulancia que llegó cuando quiso. Yo siento que el señor gobernador Mario Anguiano y el secretario de gobierno, el licenciado Jesús Orozco Alfaro, deben de llamar a cuentas a los jefes de la policía, al encargado del 066 y al director de la Cruz Roja y decirles que se pongan las pilas».

    «Aquí mucha gente nos dimos cuenta de las pachorras de los encargados de las ambulancias, de que los policías llegan a preguntar cosas que no son de urgencia y de que la gente en lugar de ayudar estorba. A nadie le dio por seguir, aunque sea de lejos al que lo agredió, no somos solidarios. Yo creo que es necesario una llamada de atención a todos los colimenses, que nos solidaricemos en este tipo de asuntos, tanto los ciudadanos como los policías, todos..Ojalá y lo escribieras..gracias».

    Finalmente, cabe señalar que los hechos ocurrieron dentro del mercado, al momento de que había mas de 200 personas en su interior, entre clientes y locatarios. Por cierto, durante la entrevista con los locatarios, alguien se percató que entre la gente había un empleado del ayuntamiento de Colima, quien solo se limitaba a observar y en ningún momento se le vio apoyando en algo o cooperando con las autoridades policiacas ni de la Cruz Roja.

    Compartir