IMSS: Diabetes Acentúa Problemas Oculares

    0

    El Glaucoma es el aumento de la presión del ocular y se lesionan las fibras y hay daño al nervio óptico, esta enfermedad se puede controlar pero no se cura. La catarata es la opacidad del cristalino de ojo y el tratamiento a seguir es una cirugía con un lente intraocular. La retinopatía diabética se detecta generalmente después de 10 años de padecer diabetes y en personas que no controlan esta enfermedad.

    Aunque tardan en presentarse las afecciones oculares en pacientes diabéticos, la previsión de daños es lo mejor, porque cuando éstas se manifiestan en múltiples ocasiones, ya es demasiado tarde. Un signo para acudir al oftalmólogo es cuando la persona empieza a tener vista borrosa y sabe que tiene antecedentes familiares de diabéticos; entonces debe tomar las medidas necesarias para prevenir un daño mayor.

    Si el diabético tiene una buena alimentación, control en la sangre y el tratamiento adecuado se puede retardar la afección en los ojos.

    Uno de los síntomas de la retinopatía diabética es la alteración de la visión, y cuando ha avanzado provoca daño irreversible, ya que una retina es insustituible. Cuando la diabetes se presentada en niños o jóvenes, los afectados se exponen más tiempo a esta enfermedad, por tanto puede causarles daños mayores.

    El IMSS insiste en que las personas en general pongan más atención a su salud, ya que en ocasiones se lamentan de algo que se pudo evitar. Además de darle la importancia a la alimentación, es necesario que se efectúen un chequeo oftálmico y sigan el tratamiento.

    Compartir