Hay que construir una historia más incluyente : Arreola

    0

    A lo largo de la conversación, Arreola Mendoza borda sobre el porfiriato, el sentido de la revolución mexicana, el impacto regional en Colima, el papel de Juan José Ríos para rescatar el pensamiento juarista y aplicar la obra de la revolución, entre otros asuntos relevantes, Esta es la segunda parte de la entrevista.

    PORFIRIO DÍAZ, ERA UN HOMBRE BRILLANTE

    EC. Por otra parte ya una vez  que Juárez muere, llega al poder el héroe del 2 de abril Porfirio Díaz. ¿Cómo se da esa transición del héroe al dictador?

    VAM. Eran del mismo grupo Juárez y Porfirio Díaz, nada más que uno era militar y el otro civil, desde antes había confrontación no obstante que Juárez es el que le da proyección política y Porfirio Díaz era un hombre brillante, muy liberal también, pero el poder corrompe.  Porfirio Díaz hubiera permanecido en el poder menos tiempo y hubiera- con el logro que tuvo en la paz social-;, fue el que impuso la paz social con aquella famosa medida la “historia del rifle sanitario” que poco se menciona, historia que dice que Porfirio crea un grupo, una élite y todos aquellos asalta-caminos o bandoleros van desapareciendo del mapa, otro gran logro de Porfirio Díaz fue la educación, en dos congresos nacionales organiza una educación de calidad habría que revisar esos principios para rescatarlos y aplicarlos hoy, obviamente que los beneficiados eran pocos y es aquí donde empieza la alianza de Porfirio Díaz con los latifundistas y cambia su visión que Juárez había tratado de establecer, relación con Europa, comunicaciones trasversales, con Porfirio Díaz se hacen las vías férreas verticales o con dirección a Estados Unidos, y entonces dicen los historiadores que abre el zaguán al capital extranjero y se olvida de los principios revolucionarios y eso, es lo que genera pues de negativa su dictadura pero para mi también era mexicano y también formó parte del proceso y jugó un papel importante, de menos en la primera etapa de su gobierno.

    UNA SOCIEDAD LATIFUNDISTA

    EC. ¿Cuál fue el  impacto regional del Porfiriato, cómo era Colima en esa época?

    VAM. Yo tengo una opinión muy provinciana al respecto, Colima en todas las etapas, en todas las épocas desde la prehispánica ha sido una región privilegiada por sus riquezas naturales, así que quienes hemos tenido el privilegio de nacer y vivir aquí nos encontramos con un ambiente propicio para el desarrollo, para mejores condiciones y calidad de vida superior al resto del país, pues Colima es una pequeña Babilonia, digo esto porque casi nunca ha sido teatro de acontecimientos revolucionarios, el aislamiento geográfico no nos perjudicaba la manera de vivir del colimense ha sido siempre más alto que el resto del país, naturalmente que en Colima los gobernantes eran impuestos desde el centro y mantenían una sociedad latifundista casi esclavista, pero desde aquella época a fines del siglo XIX y principios del XX los ricos y pobres de Colima hemos convivido nos encontramos, nos saludamos, tu si has leído como inició la revolución en Colima, sale el capitán Aviña se va rumbo a Michoacán a Chacalapa, regresan y en forma pacífica toman la plaza, no ha habido derramamiento de sangre fuertes, digamos el gobernador Enrique O. de la Madrid renuncia, entrega el poder no opone resistencia militar, somos muy afines los colimenses, somos muy institucionales al gobierno en turno, se dice que aquí era admirable y tenía muchísimas amistades Miramón en Colima, y si lo comparamos con la situación actual pues tanto el gobierno federal como el estatal son bien recibidos en Colima, es una posición admirable y es a lo que aspiramos los mexicanos: que haya cambios sin derramamiento de sangre. Pero también se expresa la simiente conservadora que hay en Colima indiscutiblemente, con la característica de que aún hay ciertos resabios esclavistas, gentes que son contratadas sobre todo en la zona rural, vivimos un capitalismo medio mestizo y hay movimientos reivindicadores pero que no desestabilizan, esa es la característica del colimense y ojala sigamos así durante mucho tiempo.

    EC. Digamos que la oligarquía local ha sido acomodaticia, Alamillo por ejemplo fue Porfirista, luego maderista, huertista tras el asesinato de Madero …

    VAM. Somos muy institucionales, lo que mencionas coincide con lo que digo, los grupos políticos post revolucionarios siempre se ajustaban al jefe en turno, eran saucedistas, eran gonzalistas, zamoristas, griseldistas, fernandistas, gustavistas y hoy somos anguianistas; y los empresarios, la oligarquía criolla también, se van ajustando a esas circunstancias, incluso los que vienen de delegados eclesiásticos como que también, la comodidad de Colima los hace entrar a ese interjuego.

    EC. Del general Juan José Ríos y su obra en Colima ¿qué puedes comentar?

    VAM. En Colima, nos platicaba en la Normal nuestro maestro Francisco Hernández, que era tan popular Juan José Ríos, que en una ocasión un ciudadano común, un hombre de pueblo, le robó maíz en su casa entonces cuando lo aprehenden lo llevan ante el general Juan José Ríos, decían que el ladrón tal vez era de ascendencia asiática a o china y cuando le preguntaron que pasó señor por qué robó, el chino decía, ya traducido: “ que al buen Juan José de los Ríos la Campuzana que era el cómplice y yo le robábamos mucho, acúsemelo papa” o sea le decía  “me acuso papá”. ¿Qué es lo que quiero reflejar? Quiero reflejar el tipo de gobernante que era Juan José Ríos, además de que estableció una infraestructura moderna para su época, era un hombre con el que se podía platicar, porque el pueblo decía que era un buen gobernante, tanto que le decían papá. Entonces es uno de los mejores gobernantes además de Ramón R. de la Vega del siglo antepasado.

    RÍOS Y EL PENSAMIENTO JUARISTA

    EC. Digamos que Juan José Ríos hizo el primer reparto agrario en Colma.

    VAM. Ayudó con la época cardenista, seguramente Juan José Ríos vivió el Porfiriato y luego la Revolución y se integró como muchos generales como Francisco J. Mujica a la entrega de tierras en el país, pero esto es la consecuencia del cardenismo, porque habría que decir que muchos de los principios de la revolución no se aplicaron hasta que Lázaro Cárdenas del Río asumió el poder, el propio principio de convertir nuestro país en una nación industrial con el establecimiento del politécnico, de los tecnológicos, él llevó a cabo mucho de lo establecido en la Constitución Política de 1917, es el mayor mérito de Lázaro Cárdenas.

    EC. El General Juan José Ríos pone la estatua de Don Benito Juárez, ahí en el jardín Juárez, jardín de la Concordia…

    VAM. Se debe a su formación liberal  juarista totalmente, en el busto que tienen en el jardín Juárez hay un verbo precioso,  me se algunas partes, y se atribuye a un gobernante que se llamó Florencio Ramírez Villarreal, nosotros los liberales decimos que fue de Basilio Vadillo ese pensamiento que dice: “Arrancó los vientres femeninos a la prostituida esterilidad de los conventos, hizo que las conciencias volasen libres de la cadena dogmática…y amartilló la tenaza de la ley sobre el pecho de la corrupción clerical… ”  un verso  o cuarteto hermoso, que refleja lo que fue el movimiento liberal juarista en el país.

    EC. A la distancia ¿no te parece paradójico que el movimiento de independencia y la revolución mexicana, lo celebren los conservadores desde el poder, desde el Estado mexicano?

    VAM. No me extraña, porque se convierte en lugar de una celebración, en un acontecimiento electoral; el inculcar los valores patrios, el preservar nuestro patriotismo, nuestro nacionalismo no tiene que ver nada obviamente todos estamos celebrando, pero la mejor forma de celebrar sería inculcar porque esto no se ha acabado, no es nomas decir ¡Villa!, ¡Carranza!, ¡Hidalgo!, nos dieron patria, porque la patria, el civismo es en lo que debemos estar trabajando, padres de familia y profesores,  inculcando ética, esos valores cívicos.

    LA PROFANACIÓN, UNA FALTA DE RESPETO A NUESTROS HEROES

    EC.  ¿Cuál es tu opinión de la profanación de los huesos de los héroes de la independencia; de sacarlos de su lugar de reposo, que fue cuestionado por gente como Cuauhtémoc Cárdenas?

    VAM. Debió de haberse realizado una consulta nacional, porque esto no es una broma, no es un juego, simple y sencillamente si hubiera descendientes reconocidos podrían protestar, bueno nosotros somos descendientes de ellos de alguna manera y tendrían que habernos consultado a todos los mexicanos y después de esa consulta, lo que hubiera determinado mayoritariamente la sociedad mexicana, es un acto que me sorprendió, cuando escucho eso que los restos van a ser un recorrido itinerante por el país con esas osamentas, es como un desfile macabro, que para que el fervor patrio renazca como se hizo hace tiempo con la bandera, con los símbolos patrios, con Miguel de la Madrid pero eso era más decente, el reglamento permitía ese acto, pero ahora lo que los traidores a los movimientos, que son los que están actualmente en el gobierno federal, son los que están haciendo esto, parece una tragicomedia, eso no me mueve, siento que le faltan al respeto a los restos mortales de nuestros grandes héroes.

    EC. Para finalizar, ¿Por qué es importante pensar y repensar la historia, y cuál es tu mensaje a los lectores?

    VAM. Porque la historia de México está mitificada, hay que reanalizarla, justipreciar las aportaciones de unos y otros, de los vencedores y vencidos, de los liberales y conservadores, y robándole unas palabras a Juárez, diría: “ porque unos y otros son mexicanos”, también del lado de los conservadores ha habido aportaciones significantes y tenemos que, no se si sea más bien reconstruir  o construir una historia más humana, más real más desmitificada, y seguir inculcándoles a nuestros hijos, a las nuevas generaciones, una diversidad nacional, conciencia social que nos permita a todos lo que vivimos en este país, conjuntar esfuerzos aún dentro de nuestras diferencias para lograr el progreso, lograr la equidad, igualdad, para que todos tengamos las mismas oportunidades, para que sea más democrático, para que sea más justo.

    Compartir