Fernando Díaz Cendejas Podría ir a la PEP

    0

    En Palacio de Gobierno, durante el homenaje al ex gobernador Jesús Silverio Cavazos Ceballos, en un espacio de aproximadamente 20 minutos, trascendió que el Almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza y el capitán Fernando Díaz Cendejas, compartieron sus impresiones respecto a la inseguridad que priva en el estado.

    Al final, el titular de la Secretaría de Marina le comentó al capitán Cendejas, con quien guarda una buena amistad desde hace varios años, que contaba con todo su apoyo y respaldo en caso de que se integrara al gabinete del gobernador Mario Anguiano Moreno.

    Díaz Cendejas asumió la Dirección de Seguridad Pública del Estado en el gobierno de Elías Zamora Verduzco y por sus buenos resultados ahí se mantuvo casi 14 años, hasta el año 2005.

    Durante su gestión, Colima se mantuvo como el estado más seguro del país. Las ejecuciones, secuestros y asaltos a mano armada, eran casi nulas, y por el contrario, se erradicaron las pandillas y se logró el menor tiempo de respuesta al llamado de auxilio.

    El capitán Cendejas se caracterizó por mantener organizada, controlada y en orden, a la corporación, además de que ayudaba a los policías y sus familias con un sinfín de apoyos.

    La capacitación de los agentes era permanente con la academia propia de la corporación y se privilegió el acercamiento con la ciudadanía, pues fue Díaz Cendejas el iniciador de los comités de consulta en todo el estado.

    En 2005, Díaz Cendejas se incorporó como director de la policía de Villa de Álvarez, donde logró, con acciones propias, el Primer Lugar Estatal en Combate al Narcomenudeo, esto, reconocido por la delegación estatal de la PGR. Fue en ese periodo cuando muy por arriba de la PGJE, PGR y DSPE, la policía de La Villa superó en resultados, hasta 10 a 1, a esas corporaciones.

    Se espera que en esta semana se anuncien los cambios tanto en la PGJE como en la PEP. José Ramón Valdovinos Anguiano sigue firme para la Procuraduría, donde sin duda, lograría mejorar la atención a la gente y la eficiencia en toda la dependencia.

    También se menciona a la abogada Celina Oseguera Parra, ex directora del penal de Puente Grande, Jalisco y actual subsecretaria de seguridad del gobierno del Distrito Federal. Ella es orinda de esta entidad y egresada de la Universidad de Colima.

    LA INTELIGENCIA, CLAVE EN EL COMBATE AL CRIMEN
    En el estado de Colima, precisamente en Villa de Álvarez, uno de los 10 municipios, con 120 mil habitantes, la policía del lugar tenía muchas carencias en cuanto a equipamiento, armamento, vehículos y personal.

    Su director, un militar retirado del ejército, de nombre Fernando Díaz Cendejas, enfrentaba un grave problema de venta de drogas al menudeo, por lo que diseñó un efectivo plan para combatirlo, en el que la inteligencia jugaba un papel muy importante.

    El primer paso fue echar a andar la inteligencia en la calle para identificar los puntos de venta de droga, las personas involucradas en ese delito y las zonas de mayor consumo.

    Una vez recolectada y analizada la información, se construyó un Mapa Geo Delictivo, y se formó un grupo especial, cuya encomienda fue, precisamente, capturar en flagrancia a los vendedores y distribuidores de droga.

    El plan fue todo un éxito, pues en los primeros días cayeron los principales distribuidores de drogas y sus vendedores. En 5 meses, la policía de Villa de Álvarez ya había mandado a la cárcel a cerca de 200 narcovendedores, con acciones propias, es decir, sin el apoyo de ninguna otra corporación del estado.

    Con sólo 10 agentes del Grupo Especial de Atención de Delitos de Impacto (GADI), dos vehículos y 2 agentes de inteligencia, se logró erradicar en gran medida la venta de droga en el municipio, y a la vuelta de un año se percibía una gran tranquilidad, además de que al mismo tiempo los robos a casa habitación se redujeron hasta en 30%.

    Lo más importante de este plan fue la inteligencia, ya que con el aprovechamiento de ella se logró identificar, ubicar y capturar a los delincuentes, con el menor esfuerzo y riesgo.

    En menos de un año, la policía federal, que en México es la encargada de combatir este delito, fue superada en 800% por la policía de Villa de Álvarez, pese a que esta enfrentaba problemas de equipamiento, armamento, vehículos y personal.

    Con estas acciones, quedó demostrado que la inteligencia es la clave en el combate al crimen, pues de nada sirve tener 10 mil policías bien equipados, si no se cuenta con la identificación y localización de los problemas.

    Con la inteligencia, las acciones de la policía son seguras y con un mínimo margen de error.

    Compartir