GUERRA SUCIA DE CALDERÓN: PRI

    0

    “Lamentamos que en el ocaso de su administración, el jefe del Estado mexicano aventure señalamientos genéricos tratando de estigmatizar a nuestro partido sin otro sustento que sus propios dichos”, reprochó el PRI en un comunicado. Diputados priistas calificaron de “irresponsables y facciosas” las afirmaciones hechas por el mandatario al periódico estadunidense The New York Times. Señalaron además que la postura del Ejecutivo federal pretende eludir los resultados negativos de la estrategia fallida contra la delincuencia, y afirmaron que forma parte del inicio de la guerra sucia frente a la sucesión presidencial.

    El senador Francisco Labastida Ochoa consideró que Calderón “está obligado a dar los nombres de quienes tenga pruebas de que quieren pactar con el narcotráfico. Como Presidente, tiene información privilegiada y está obligado a presentar denuncia en la Procuraduría General de la República (PGR) contra quienes, él asegura, pactaron con los narcotraficantes en el pasado; de lo contrario quedará como un hombre que utiliza el poder presidencial para una actividad política que no le corresponde”. La dirigencia priista cuestionó que en México Calderón presuma la cooperación de gobiernos estatales de todas las fuerzas políticas en materia de seguridad, pero en el extranjero el discurso sea otro “y se transforme en un ataque preelectoral”.

    El tricolor consideró que el Presidente debería estar ocupado en restaurar la seguridad de las personas y dar certeza al ejercicio de las libertades individuales y políticas, en lugar de hacer “declaraciones infundadas y engañosas (que) atentan contra el principio de imparcialidad al que como servidor público lo obliga la Constitución, y que constituyen una intromisión en el proceso electoral, frente a lo cual en breve el PRI procederá ante las instancias legales correspondientes”.

    Lamentablemente, recordó, el jefe del Ejecutivo “ya ha violado la Constitución en materia electoral, según determinó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”. Diputados priistas exigieron al mandatario que si tiene pruebas de un presunto acuerdo de militantes del tricolor con la delincuencia, presente una denuncia ante el Ministerio Público, y si no, rectifique. Con ese tipo de declaraciones, expresaron, deja de lado su papel de jefe del Estado mexicano “y se coloca como jefe de campaña del alicaído PAN”.

    César Augusto Santiago denunció que Calderón repite la fórmula de 2006, cuando viéndose en desventaja él y su equipo de campaña afirmó que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para México. “En vez de un análisis objetivo de su desastre, repite la campaña negra. Como este señor no sabe ser un jefe de Estado, y como de su partido ninguno funciona, y hagan lo que hagan, no emocionan a nadie, nos repite la receta”, declaró.

     

     

    Compartir