FÚTBOL GLOBALIZADO

    0

    Sí nos ponemos a pensar en retrospectiva, es relativamente poco el tiempo que ha pasado entre la época del supuesto contrabando y la actualidad, donde tenemos todo al alcance de la mano, o más bien de la cartera, podemos adquirir perfumes, ropa, zapatos, libros, productos electrónicos, etc. Prácticamente al mismo tiempo que en cualquier ciudad del mundo. Con el fútbol pasa aún peor, hoy, con las tecnologías y canales de información existentes, podemos saber que acontece en todas las ligas importantes del mundo en tiempo real.

    En la época en que Diego Armando Maradona maravillaba al mundo con su fútbol, jugando, por aquel entonces, en el Napoli de la liga italiana, los que vivíamos de este lado del charco, nos enterábamos de sus hazañas casi siempre por la repetición de sus goles, la otra opción era, que los domingos a las 7 de la madrugada, por canal 5 transmitían un juego del calcio italiano, sólo un juego semanal, lo aclaro, un juego semanal, sí teníamos suerte, podíamos ver al pibe de oro haciendo dribles y metiendo goles a discreción. Sí no tenías, suerte, tal vez el siguiente domingo te tocaba verlo. Cuándo Hugo Sánchez jugó en España, en especial en su época de merengue, televisa procuraba transmitir sus juegos, a partir de allí los mexicanos comenzamos a involucrarnos mucho más con el fútbol europeo.

    Hoy en día podemos ver fútbol, soccer, calcio, fussball, o como le queramos decir, todos los días, sí tomamos en cuenta las repeticiones de juegos y los programas deportivos, podemos ver fút a casi cualquier hora, para los que nos gusta este bello deporte esto es la gloria. Lo malo está, en que los seguidores cada vez nos volvemos más exigentes y nos estamos convirtiendo, como buenos mexicanos, en aficionados malinchistas o villa melones. No sé, a cuántos futboleros conozca usted, que constantemente repiten, yo ya me harté de ver a mi equipo tal por cuál perder, yo ya soy hincha del Barcelona, Manchester United, Real Madrid, Chelsea, Milán, etc. En lugar de seguir apoyando al equipo de la liga mexicana al que siempre habían seguido. Yo en lo personal conozco al menos 6 personas que apoyan más, a algún equipo extranjero que a su club en México, sólo piense un poco y se dará cuenta que es muy común hoy en día, ver muchachos, niños o señores, caminando en la calle, centros comerciales o comiendo en restaurantes con playeras de algún equipo europeo. Tal vez pensemos que es una moda, pero detrás de eso hay un seguidor de alguna manera inconforme con su club en nuestro país. La verdad es que un jersey original, del club que usted prefiera de alguna liga europea, cuesta una buena cantidad de dinero, así que sí lo compran es que no les pesa el gasto, pero parece, que sí les pesaría comprar y vestir la playera de su club en la liga MX.

    Sabemos que en México existen equipos muy locales en cuánto a afición se refiere. Aquí en Colima, sólo conozco 2 seguidores de Tigres, 1 de León, 2 del Atlante, 1 de Santos y algún otro que se me escapa, la gran mayoría somos aficionados de los llamados 4 grandes, Chivas, América, Cruz Azul y Pumas, en ese orden. Sin embargo he visto a muchos seguidores del fútbol en la calle con playeras de equipos ingleses, españoles o italianos. La verdad no culpo yo a los que deciden hacer eso, nuestro fútbol a nivel clubes está de capa caída, nuestra selección ha mejorado, en estas eliminatorias rumbo al mundial no ha perdido un solo punto, va viento en popa rumbo a Brasil 2014, ojalá continué el equipo funcionando cómo lo ha hecho hasta ahora, se han visto bajos de juego y faltos de concreción en algunos partidos, pero lo importante es que han ganado todos sus compromisos. Los clubes de la liga MX, por otro lado, ya no han dado de que hablar fuera del terruño, ya no se ven aquellos equipos mexicanos haciendo papeles destacados en la copa Libertadores o repetir lo hecho por el Pachuca en la copa Sudamericana, hoy desaparecida por cierto. Esto se refleja también en la liga local, en la muy publicitada Liga MX. Hasta apenas esta jornada 14 se vio un fútbol de mediana calidad, que se vio empañada por la pésima actuación de los silbantes, se marcaron finalmente muchos goles, sabemos que ya inicia la cuesta final y muchos de los equipos comienzan a apretar el paso para no quedar fuera de la controversial liguilla. Sin embargo creo yo, que los jugadores y directivos, que dicen ser profesionales, deberían actuar como tales, el fútbol es un espectáculo y en algunos estadios es un espectáculo caro, como para ir a aburrirse. ¿A usted en la chamba sólo le exigen cuando se aproxima el aguinaldo o le exigen todo el año? Yo pienso que a todos nos exigen todo el año. Esa es tal vez la razón por la que nos gusta ver al Barcelona, a los clubes alemanes, al Real Madrid o al Chelsea, porque sus jugadores dejan el alma en la cancha, pueden perder o pueden ganar, pero por ganas no queda. Aquí no sucede así, se ven encuentros para quedarse dormidos, jornadas completas donde en 9 juegos hubo 11 ó 12 goles. Tal vez sea un yo un romántico del fútbol y espere batallas épicas cada fin de semana en que me siento frente al televisor, pero yo creo que de esto se trata este juego, o me pregunto yo ¿Cuál es la razón de la gran popularidad en todo el mundo de este hermoso deporte?

    No he leído una encuesta oficial que avale mi teoría, pero cada vez siento menos interesados a los futboleros de nuestro país en la liga mexicana o MX de fútbol, tal vez nos está pasando cómo con los políticos de México, se les cree menos cada vez. El dinero es lo que importa, el organizar el draft en Cancún, es un verdadero asalto a la razón y a la dignidad humana, allí es más importante ver que presidente o dueño de algún equipo llega en el avión más caro, que los jugadores que llegan a mendigar una oportunidad en algún club, sí ya no interesan por alguna razón, no les dan ni las gracias. Esperemos que nuestra liga levante, sino, recuerden señores de pantalón largo que Europa y Sudamérica están cada vez más cerca, además, cuesta lo mismo ver un juego de las Chivas o el América, que uno del Barcelona o al Manchester United ¿Usted cuál prefiere? Hasta la próxima.

     

    Compartir