ENCUENTROS CERCANOS

0

AL DESNUDO

Por: Édgar Rodríguez H.

En presente año será el de los encuentros cercanos, en donde se verán permanentemente y en diferentes momentos a todas y todos los que aspiran a una candidatura que los ponga en la competencia electoral en 2021. Lo que se pudo observar antes de que concluyera la semana pasada, primero con el desayuno que sostuvieron el alcalde de Colima, Leoncio Morán Sánchez y el ahora ex priista y ex alcalde del mismo municipio, Federico Rangel Lozano, para que todo mundo los viera y la prensa los cuestionara, fue el preámbulo de lo que se vería y se verá en los siguientes días.

Y es que todos saben que los encuentros servirán como termómetro ciudadano en un momento en el que a los políticos ya no se les identifica con una ideología definida y brincan sin el menor empacho a donde más les convenga en busca de poder a través de un puesto de elección popular.

Claro que las apariciones conllevan sus propios riegos si los personajes que posan para la foto no son los mejores ni bien vistos por los propios colimenses, de ahí que es bueno hacer el análisis de los que se han suscitado para despertar suspicacias, rumores y hasta mentadas de madre.

El primero es el que protagonizaron Mely Romero Celis y el presidente estatal del tricolor, Enrique Rojas Orozco, quienes hablaron con los medios de sus intenciones futuras. El encuentro no genero muchas expectativas y se diluyó muy rápido debido a que el partido en que milita la oriunda de Cuauhtémoc, sigue sin estar en el ánimo de la gente.

El encuentro que causó mayor número de comentarios, la mayoría de ellos positivos, fue el de Federico Rangel y Leoncio Morán, el primero hizo su aparición luego de que formalizara el anuncio de su renuncia irrevocable al PRI. Si bien es cierto que no da conocer con exactitud los motivos de su baja priista, todos saben que después de que no fuera elegido par contender por la gubernatura, el partido en el que militaba lo fue relegando poco a poco.

Por ello la connotación que causaron al dejarse ver compartiendo el pan y la sal, es muy claro. Federico apoyará a Locho en sus aspiraciones a la gubernatura, aportándole lo que le queda de capital político. Locho sabe que cualquier alianza, no con partidos, pero si con figuras con un plus electoral, le permitirá alcanzar sus objetivos.

En sus declaraciones a los medios ambos se mostraron prudentes y sólo hablaron de lo que es mejor para Colima y el profesor lo manifestó “Más allá de filias y de fobias pensemos en el interés general de la sociedad, y es lo que estoy observando, es grato reencontrarnos con un amigo, con una persona a la cual reconozco los logros de la administración anterior, y en la actual. Para mí es importante dialogar con personas que dan resultados como Leoncio Morán, que los anima esta mística de servicio de entregar lo mejor para Colima y los colimenses”. Sin embargo, queda claro que la alianza ya está en proceso.

Quizá el encuentro más polémico fue el de la senadora Gabriela Benavides Cobos, el regidor de Manzanillo Virgilio Mendoza Amezcua, ambos del PVEM, con el exgobernador Mario Anguiano Moreno, los tres agarrando la brocha para pintar una cancha ubicada en la Colonia Revolución de la Zona Oriente en la capital del estado fue el escenario, un espacio que por su ubicación corresponde remozar a Leoncio Morán.

Como todos saben, Virgilio pretende la gubernatura del estado a través de su partido y de Morena. Su aparición al lado de Anguiano Moreno fue como el beso del diablo, no gustó nada a los colimenses, por dónde se le vea, cometió error político por lo que representa el PRI y el anguianismo para un buen sector de los colimenses en un contexto en donde quedó demostrado que el de Tinajas desvió recursos cuando era gobernador, acto por el que tendrá que reintegrar 515 millones de pesos y enfrentar la inhabilitación por 14 años para desempeñar cualquier cargo público.

Si lo que pretendía Anguiano Moreno era mostrar quién es su gallo para el 2021 lo logró, pero también consiguió restarle puntos a la imagen de Virgilio, quién a futuro tendrá que evaluar si valió la pena tomarse la foto con el jinete de Tinajas.

 Se dice que…

*Ayer el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez cumplió 4 años en el cargo de gobernador, su administración ha sido gris, sin destacar como él quisiera, debido a diferentes factores que se han conjugado: el primero consiste en haber recibido de su antecesor Mario Anguiano Moreno, unas arcas vacías que lo obligaron a caminar a pasos lentos; segundo,  cuando ya todo empezaba a tomar rumbo, los recursos se recortaron a los estados por parte del gobierno federal y, el tercer factor, tiene que ver con la crisis de seguridad y salud que vive hoy el estado.

Anuncios
Compartir