En Colima no hay Desarrollo, hay Impunidad: Enrique Salazar Abaroa

    0

    Señala que dado el marco internacional y las circunstancias económicas y políticas en el país y la entidad, la actual administración se percibe acotada por la crisis económica, el desempleo nacional, “porque Colima es uno de los estados con mayor desempleo, eso me hace percibir un gobierno frágil y pasivo”.
    Además, añade: “Mario Anguiano inició con hierros conceptuales administrativos, como un discurso mal planteado hacia la sociedad, con moralinas de tipo administrativo, como fue la cuestión de hacer un parque vehicular particular al servicio del Gobierno del Estado; y otras cuestiones, como la obesidad burocrática, el gran número de secretarías, los desatinados nombramientos, de magistrados, de algunos funcionarios que no reunían el perfil, como el contralor y el presidente de la CDHEC”.

    Doctor en Derecho por la UNAM, Salazar Abaroa, ha sido vicepresidente del Instituto Nacional de Administración Pública y presidente del Instituto de Administración Pública del Estado de Colima (IAPEC), entre otros puestos.
    En entrevista con Avanzada, desglosa cómo el mandatario estatal ha estado dando nombramientos por compromisos de campaña, además de que en lo posterior tendrá que hacer un reacomodo tanto en la estructura de gobierno como entre los funcionarios.

    Señala que Anguiano Moreno no se puede sacudir al exgobernador Cavazos Ceballos porque “son como siameses”, por ello prevalece la falta de transparencia en los recursos públicos, “podríamos decir que en esta administración hay un déficit, independientemente de las cacareadas 100 acciones y las 71 por venir, hay un déficit en la actuación política de Mario, por actuación propia y por las circunstancias”, sostiene.

    Cómplices

    Enrique Salazar Abaroa refiere que hay un pacto político entendible entre Silverio Cavazos y Mario Anguiano, debido a que gran parte de la campaña se financió con recursos del gobierno, a todas luces hubo desvío de recursos, utilización de las figuras gubernamentales, de los funcionarios interviniendo en procesos políticos, “incluso hay un pacto por lo cual Mario gana la candidatura, la elección, la gubernatura; y ese pacto lleva a que no haya transparencia, rendición de cuentas”.

    Insiste en que ha faltado transparencia: Comenzaron diciendo que la deuda pública era de 500 millones, luego que de 700, luego mil, y ahora resulta que es de casi 2 mil millones de pesos; nunca se ha conocido lo que está comprometido y no pagado a todos los proveedores, tanto de los diez ayuntamientos como del Gobierno del Estado.

    “Simplemente los 200 y tanto millones de pesos que se dejaron de ejercer en el sector agropecuario en épocas de crisis, es un grave error político de la pasada administración, y de la actual por no dar a conocer la situación.

    El problema se recrudece porque la Iniciativa Privada tiene dudas de invertir ante la carencia de información de la situación financiera de Colima, al no dar a conocer el estado de las arcas de gobierno, subraya el ex titular de la IAPEC al comentar que el mismo gobernador se está poniendo obstáculos para liberarse de los compromisos políticos de sus antecesores, para darles armas políticas a sus contrincantes dentro del mismo PRI, “no se diga a la oposición”.

    Acepta que estaría de acuerdo con que interviniera la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano Superior de Fiscalización en la revisión de cuentas del gobierno del exmandatario priísta, pero se opone a contratar un despacho privado para hacerle la auditoría, “desafortunadamente se acude a despachos privados por la desconfianza que hay de la ciudadanía en general en órganos de fiscalización como los mencionados, porque están supeditados a los acuerdos de partidos, en donde hay más opacidad en el sistema político en general, es en el poder legislativo”.

    Pero la transparencia también se obstaculiza en el Congreso del Estado, afirma, tenemos un Poder Legislativo pasivo, no propositivo; y el Poder Judicial también ha perdido parte de su autonomía, incluso el gobernador aceptó a un funcionario sin competencia, cuestión que le competía únicamente a ese poder, y nombraron a los magistrados que quisieron.

    “En Colima los diputados locales son cómplices del Ejecutivo, es más, el Poder Legislativo es apéndice, es oficina de trámites de cómo quiere las cuentas públicas el gobierno estatal, el grupo de mayoría del PRI”, añade.
    Es así que “Mario no se puede sacudir a Silverio, son como siameses, dado la no rendición de cuentas, la opacidad, la poca transparencia; y no se lo va a sacudir, simple y sencillamente el andar político de Mario Anguiano lo puede hacer crecer o quedarse atado al pasado, porque el PRI es una regresión política y representa el pasado, y Silverio y Fernando, y todos ellos al final de cuentas son los que mandan en el estado de Colima”.

    Reestructurar el gabinete

    Una vez que ganó la gubernatura, Mario Anguiano ubicó a diferentes personajes en su equipo como pago por el trabajo en campaña, aplicó lo que se denominó en la teoría política norteamericana, “se fueron por los despojos, en donde el partido que gana ocupa todos los cargos, crea más y se despacha con la burocracia”; explica el analista político al referir que este fenómeno se mitigó en Estados Unidos con la profesionalización de la carrera en el servicio público, “que no se ha dado aquí, y se van nuestras contribuciones al gasto corriente y no al de inversión. Eso me hace ver un gobierno frágil”.

    Añade que los planes son indicativos: “Mario, a diferencia de muchos ejemplos que tenemos nacionales e internacionales, no integró, no dio un mensaje sólido en cuanto a la integración de un gabinete o equipo específicamente enfocado a sacar la crisis, solamente enunció hacer acciones y se atuvo a la providencia, a la generosidad de los Leaño en la gran acción de lo que fue el agua para La Culebra.
    “Incurrió en un lenguaje contrasecular, atacando al estado laico con su discurso, eso ha creado una percepción de dispersión, y la crisis económica obviamente lo tiene atado, lo que crea una percepción de pasividad”.

    Salazar Abaroa considera que el titular del Ejecutivo en la entidad ha sido coherente desde el punto de vista en que llegaron a su equipo personas que lo apoyaron económica y políticamente para la gubernatura, “en este caso no me sentí sorprendido, creo que hay funcionarios con capacidad, algunos otros con menos capacidad, algunos que no reúnen el perfil; y se están viendo todos más como una cohorte de Mario, que andan en el tortilleo, en el chisme, más que como un grupo de trabajo”.

    No obstante, en la política hacia el exterior el mandatario se ha encontrado con una oposición reblandecida ideológica y programáticamente, manifiesta, “los gobernadores en sí, de todos los estados, han actuado como los neocaciques al no haber una reforma institucional. Es disfuncional instituciones y democracia, de lo cual no tiene la culpa la democracia, sino la clase política que no ha actualizado”.

    Así mismo, el ex vicepresidente del Instituto Nacional de Administración Pública pondera que Mario Anguiano necesita adelgazar el aparato estatal, tanto en el área de servidores de confianza, como de sindicalizados; además de reubicar y capacitar gente en las secretarías, “debe de abrir y renovar las secretarías, crear unas y desaparecer otras de acuerdo con la crisis, y no andar creando sin ton ni son más coordinaciones”.

    Por ejemplo, dice, la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedur), debería denominarse Secretaría de Promoción y Regulación Urbana, “todas las obras que han hecho los gobiernos anteriores las han ubicado en terrenos previamente comprados, avisado a los empresarios o comprados por funcionarios gubernamentales, para luego vendérselos a ellos mismos, ganar plusvalía y hacer grandes negocios”.
    “Si Mario implementa obras públicas, la mayoría para atacar la pobreza y la marginación, llevándolas a las zonas más necesitadas, comenzaría a minimizar las desigualdades. Si la facultad de Derecho o el HRU se hubieran construido en las zonas más marginadas y aledañas a ellas, estaríamos hablando de obras con visión, el reacomodo de la casa de los colimenses y atacar la pobreza.

    Por otro lado es necesario volver al instituto de cultura, añade, desapareció su autonomía, su personalidad jurídica, “los bienes no supimos cómo funcionó ni mucho menos”. Se ocupan iniciativas donde se cree por ejemplo un órgano de información de estado, como es el Instituto de Radio y Televisión, que se vuelva autónomo y con un consejo de ciudadanos, donde se participe de manera equitativa, que sea información para el desarrollo del estado, verás, y no un mero instrumento de promoción a la cultura personal del gobernante en turno.

    Urge acomodar la economía

    Para que sucedan algunos cambios, principalmente para que el gobierno del estado sea transparente en la rendición de cuentas, se necesita la participación política y económica de los colimenses, nos prepararíamos para comenzar a salir de esta crisis de desempleo, prosigue Salazar Abaroa.
    — ¿Económicamente cómo va a afectar la deuda? —se le preguntó.
    —Ya lo está haciendo desde hace varios años, por eso ahorita tenemos el repudiable segundo lugar de desempleo en el país.

    — ¿Es posible generar más empleo en Colima?
    — Sí. Hay algunos eslóganes muy a la Elba Esther Gordillo que trae Mario, como el ‘Me late un Colima verde’, creo que el área de ecología y medio ambiente atraviesa todos los sectores de la economía.

    El expresidente de la IAPEC subraya que el plan estatal de desarrollo que se está trabajando puede plantear una serie de iniciativas en reforma a la ley orgánica de la administración pública, en donde se plantee un aparato gubernamental más delgado, que reubique gente y se le capacite; que abunde en el área de ecología, medio ambiente, turismo.

    Colima tiene una vocación para los servicios, cita, “dado su ubicación regional, dado la zona comercial, el mercado que representa; el turismo de Jalisco, el canadiense, en cuanto a turismo rural, ecoturismo, tenemos vocación natural, ese es uno de los caminos junto con la infraestructura para dar empleo, independientemente de que vaya a llegar el gasoducto, que no nos va a salvar de nada, no va a crear empleos a futuro”.

    “Además me parece positivo lo del puerto seco, tiene un efecto de motor y de centralización porque Manzanillo se está amontonando, el crecimiento demográfico, y no hay para dónde ubicar. Creo que va a ser un impulso para Armería y Tecomán.
    Para mejorar la economía estatal, el entrevistado sugiere que el gobierno local debe de atender tres cuestiones prioritarias, “las debe tomar en cuenta Mario”: Salud, todo el turismo extranjero, los jubilados, requieren ir a donde haya centros hospitalarios con tecnología para tratar las enfermedades más sensibles a la tercera edad; Educación, se debe de invertir, Colima tiene todo para ser un gran centro educativo tecnológico regional, creo que ahí Mario podría conjugar una serie de esfuerzos e invertir en investigación, en educación; y el Ecoturismo, se debe vincular montaña con playa, tenemos que echar mano de la imaginación para acaparar el turismo porque se lo está jalando Mazamitla, San José de Gracia, y creo que acá podemos ofrecerles, a media hora de la capital, toda la región de montaña, o a una hora centros gastronómicos en Tecomán y Manzanillo, también el ecoturismo de Minatitlán, etc. Hablo de inversión en estos centros, y una red de producción y de consumo que en determinado momento active el campo y seamos autosuficientes.

    El “cuico” del gobernador

    Con respecto a la seguridad, Enrique Salazar considera que en términos generales el sistema de aplicación y procuración de justicia ha sido positivo en estos momentos, pero mientras no tenga autonomía la procuraduría, que se nombre al titular por otro poder, el procurador “no dejará de ser un cuico del gobernador en turno y por lo tanto su actuación va a ser parcial o al menos así se percibirá”.

    Indica que en determinado momento ha sobrado fuerza y ha faltado inteligencia para combatir la delincuencia, “el gran problema de México, en cuestiones de narcopolíticos y de los cárteles, ha sido la inteligencia, un aparato de inteligencia. Calderón dijo vamos a la guerra, pero sin un plan, sin táctica, por lo tanto entramos a la guerra con los cárteles a lo bruto, cuando ellos tienen todo el dinero y las armas del mundo, comprados en EU y no va a haber presupuesto que alcance sin un plan, para atacar la delincuencia, el narcotráfico, eso afecta toda la procuración de justicia, y en Colima”.

    — ¿Qué se ocupa para reforzar este gobierno estatal frágil que usted ve?
    —Se ocupa una rendición de cuentas claras, honestidad, iniciativas donde se vinculen y se fortalezcan los tres poderes.

    — ¿Hay las condiciones para fortalecerlo?
    — Yo creo que el Poder Ejecutivo se deposita en una persona que se denomina gobernador del estado de Colima, en el ámbito federal el presidente, pero van acompañados de las presidentas honorarias del DIF; creo que acompañado Mario Anguiano de su esposa, pueden hacer mucho por Colima.
    “Hay muchas iniciativas que puede llevar a cabo el titular del Ejecutivo y la presidenta honoraria del DIF, siempre y cuando no se dejen llevar por el halago, el negocio fácil, el dinero fácil; creo que Mario puede ser un parteaguas histórico en el estado de Colima, habrá que ver que hace en los próximos meses.

    — ¿Ya tiene rumbo de hacia dónde quiere ir?
    — Creo que tiene una coyuntura actual, que es cómo va a presentar su plan, si agarra el lema gordillista de ‘Me late lo verde’, se obligaría a todos los funcionarios a promover la ecología y el cuidado del medio ambiente, yo no he visto la remoción de un secretario porque permitió un fraccionamiento sin las áreas verdes necesarias.

    Enrique Armando Salazar Abaroa remarca que va a ser importante el plan estatal de desarrollo que se plantee en próximas fechas para ver cuál será el futuro de Colima, “y cuando se cumpla un año yo creo que va a tener que reubicar una serie de cuadros, porque todos ellos están pensando en el 2012. Por ejemplo se dice que Mario se va a cubrir las espaldas mandando a Jesús Orozco como candidato a diputado local plurinominal en el Congreso, si ya se está hablando de eso, ya estamos mal”.

    Por lo pronto, concluye, “en el estado de Colima no hay desarrollo, hay impunidad. Colima Integra es el ejemplo, que se rumoro, apoyó con recursos a Mario en su campaña, Mario y su séquito monacal actúan como chimpancés sin el peyorativo sentido”, reflexionó al referirse a la obra “El mono que llevamos dentro”, de Frans Waal.

    Compartir