El Congreso de Colima Seguirá con 25 Diputados Locales

    0

    En sesión extraordinaria realizada ayer, nuevamente por falta de acuerdos entre PRI, PAN, PRD y PVEM la iniciativa del gobernador Silverio Cavazos Ceballos, de reducir de 25 a 17 el número de diputados locales, Colima seguirá funcionando con veinticinco curules.

    Durante una sesión donde la oposición (PAN, PRD y la priista Aurora Espíndola), se dedicaron a señalar que la iniciativa fue enviada el mismo martes luego de que se desechó el dictamen de Reforma Electoral local y la consideraron poco plural y democrática, decidieron no avalarla y con ello no reducir el costo de 25 diputados locales.

    Cabe resaltar que la iniciativa de Silverio Cavazos pretendía quitar 8 diputados locales, y dejar sólo 12 legisladores electos por el voto de la población y 5 plurinominales, que son asignados por los partidos políticos.

    Es decir, que sería un diputado por municipio, a excepción de Colima y Manzanillo que se les daría 2 legisladores por el número de población que tienen.

    La iniciativa pretendía reformar el artículo 22 de la Constitución Política de la entidad, aunque tan sólo obtuvo 13 votos a favor y 10 en contra de los diputados del PAN, del perredista Adolfo Núñez y de la priista Aurora Espíndola Escareño. No votaron por no estar en la sesión la diputada independiente Yadira Lara Arteaga y el priista Francisco Ánzar. La legisladora de Acción Nacional, Martha Meza respaldó dicha iniciativa.

    Al fijar el posicionamiento sobre la iniciativa del Ejecutivo estatal, el ex coordinador de la bancada albiazul, Pedro Peralta Rivas, lamentó que la sociedad no haya sido escuchada.

    Resaltó que la iniciativa no cuenta con el respaldo de un estudio serio, pues no se les hizo justo dejar en un solo diputado por municipio. “Fue un ejercicio de mera intuición”.

    También, refirió que no se puede legislar por “corazonadas”, pero que ya había un acuerdo desde el año pasado para hacer una redistritación, previo estudio que realizaría el Instituto Federal Electoral, el INEGI, el CONAPO y otras instituciones.

    En tanto, la priista Aurora Espíndola enfatizó que dicha iniciativa es un “albazo” y una forma de lavarse las manos por parte del gobernador Silverio Cavazos para decir que fueron los diputados quienes no aprobaron haya menos diputados locales y con ello un menor gasto al erario. En esto coincidió el panista Pedro Peralta Rivas, quien resaltó que desde ahora se pretende deslegitimar el proceso electoral del 2009.

    Insistió la diputada priista que es necesario reducir el número de diputados, pero también los gastos “superfluos”, así como menos funcionarios estatales. “Votaré e contra y no estoy de acuerdo en que se de un nuevo edificio al Congreso mientras no se atiendan las demandas de salud y educación”.

    Por su parte, el perredista Adolfo Núñez reveló que la sociedad esperaba más de los diputados al no aprobar una reducción del número de curules, no obstante, indicó que se debió a que no hubo una reforma a fondo.

    Calificó que fue una iniciativa a “bocajarro” y por capricho del mandatario estatal.

    Luego, se suscitó una discusión entre los legisladores del PRD y PAN, derivado de la elección del 2006, donde ganó Felipe Calderón y se acusaron de cometer irregularidades.

    El coordinador del PRI y el vice coordinador de este partido, Luis Gaitán Cabrera y Roberto Chapula de la Mora, respectivamente y en intervenciones por separado en tribuna enfatizaron que el mandatario estatal sólo responde a las demandas de la población y por ello presentó la iniciativa.

    Ambos sentenciaron que la iniciativa presentada estuvo apegada a la responsabilidad política y que las leyes no puede surgir por ocurrencias, tal y como trataron de descalificarla los diputados de oposición.

    Compartir