DIPUTADOS: PENSAR Y HACER POR COLIMA (Solo Claudia Yáñez trabajó)

0

TAREA PÚBLICA

Por: Carlos Orozco Galeana.

Mientras arranca la legislatura federal, hay expectativas de que los nuevos tribunos trabajarán buscando el progreso del país usando las herramientas adecuadas y evitarán al máximo enredarse  en grillas  grupales e inmiscuirse en asuntos nimios  que no los llevarían a ninguna parte. Tienen que apurarse porque, además,  Morena insiste en eliminar senadores, diputados federales  y diputados locales  para que “todos los  recintos sean austeros y racionales). Y no solo eso sino que, por gestión de la Junta de Coordinación Política, se ha acordado que los diputados hagan su  trabajo sirviéndose de la tecnología para evitar que hagan turismo parlamentario, una práctica que es común. Nomás fíjense ustedes hasta donde viajan nuestros tribunos: a los lugares más alejados del planeta como China, Australia, Japón, Qatar, entre otros destinos.  A ver, por qué no van al El Salvador, Belice, Nicaragua u Honduras???     

Los representantes por el estado de Colima, en la LXV Legislatura, Rosy Bayardo por Morena, Julia Jiménez y Riult Rivera por el PAN, por su parte, tomaron recientemente protesta como diputados federales. Los tres, como obliga el protocolo, dijeron estar comprometidos para hacer un papel digno como representantes populares, y coincidieron en que aportarán su esfuerzo mayor por Colima  y que “ no fallarán” /Rosy Bayardo).

Riult Riviera escribió: «Con el objetivo de representar a los colimenses, de hacer leyes que beneficien a todos y de gestionar los recursos que nos permitan tener un mejor sistema de salud, impulsar la economía de las familia y crear mejores condiciones para la paz en nuestras ciudades y comunidad,  me encuentro en  Sesión de la LXV Legislatura. Les pido estar al pendiente del trabajo que realicemos a favor de Colima”

Por su parte, Julia Jiménez, de Acción Nacional, la única con carácter plurinominal, posición que obtuvo al estar inscrita en la V circunscripción,  dijo que su compromiso  “ es contigo y con la reactivación económica; mejorar nuestro sistema de salud; y garantizar la seguridad». (Nota de Colima Noticias). Esto se sintió muy seco.

Esas declaraciones constituyen, al menos en el papel,  un compromiso irrenunciable de trabajar por Colima sin simulación, con la convicción de que los ciudadanos otorgaron un voto de confianza para que sus representantes miraran hacia el bien de la entidad; implica que   los intereses por Colima estarían por encima de los propios y aún por sobre los de  sus partidos o sus dirigentes más encumbrados. El voto a conciencia recta, abierta, está ausente en la mayor parte de los tribunos porque piensan que si desobedecen a los de arriba hasta ahí llegará su carrera política. Y es así que votan con frecuencia contra los intereses del país y favorecen a élites y grupos económicos de poder.  Los ciudadanos, los votantes, poco les interesan.

Las experiencias recientes en Colima,  derivadas de  quienes nos representaron en el congreso de la Unión, dejan mucho que desear. Yo solo identifiqué el trabajo puntual y comprometido  de Claudia Yáñez, quien se tomó en serio la representación que ostentó, aunque ya como candidata al gobierno del estado le faltó punc, dejó de ser combativa. Del resto hay poco que decir. Como que los demás flojonazos(as)  pensaron: que el trabajo lo haga Claudia, al fin que trae muchas ganas, dejémosla.

Pero lo que sí está acreditado de los exdiputados federales salientes es que cobraron sus altos emolumentos todos, nadie dejó de pasar por la caja para recibir dinero y prestaciones  no  devengadas. Recibieron aguinaldos, primas, fondo de ahorro y quien sabe cuántas otras prestaciones que acompañan al cargo de diputado federal y  a cambio  enseñaron el cobre y faltaron a sus deberes. Le regalaré no se qué cosa, quizás un libro,  a quien me refiera una gestión de alto nivel que alguno de ellos haya hecho en favor de Colima (exceptuando Claudia, que sí trabajó).

Los nuevos  diputados federales por Colima (3) son gente con experiencia, tienen capacidades para ponerlas al servicio de la política constructiva, la que resuelve problemas y unifica. Un diputado federal tiene que estar presto siempre al trabajo en equipo, a luchar por sus convicciones, a mantener lazos de comunicación permanentes con sus representados. 

Será fácil para los nuevos diputados federales superar a los anteriores, que no hicieron casi nada, pero no por ello han de tirarse a la hamaca de la irresponsabilidad y ser complacientes frente a una problemática grandísima. Su participación exige gestión del más alto nivel de eficacia.

Les digo por último, a los tres diputados, que no hay tiempo que perder. Que en cuanto asuman sus cargos, desplieguen todos sus activos ( inteligencia, actitud positiva,  conocimientos temáticos, responsabilidad y otros más que posean),  para avanzar en el camino de la superación y que “Nuestra Colima”, como se dirá durante seis años, salga de sus apuros mediatos e  inmediatos.

Publicidad