Despide Ayuntamiento de Manzanillo a más de 60 trabajadores con 15 años de antigüedad

0

* Son del área de Servicios Públicos y se les adeudan tres quincenas.

Óscar Cervantes|COLIMANOTICIAS

Colima.- El Ayuntamiento de Manzanillo despidió a más de 60 trabajadores del área Servicios Públicos,  quienes esta mañana acudieron al Tribunal de Arbitraje y Escalafón para interponer la demanda correspondiente.

Acompañados por su representante legal, Jaime González, expusieron que la Presidenta Municipal Gabriela Benavides Cobos les adeuda tres quincenas, situación que provocó malestar en los trabajadores y después de solicitar información al respecto, se percataron que estaban inactivos.

Manifestaron que  la Ley del Trabajo establece que después de seis meses de trabajo ininterrumpido los trabajadores tienen derecho a la inamovilidad laboral, por ello manifestaron  su inconformidad sobre las actitudes de la alcaldesa.

La mayoría de los trabajadores son del área de limpia y sanidad de Servicios Públicos, que ganan aproximadamente 2 mil pesos quincenales y sus plazas están presupuestadas.

De acuerdo con los afectados, el cese de labores se presentó porque solicitaron su base al Ayuntamiento manzanillense, petición que según ellos no fue bien recibida por la alcaldesa y su equipo de colaboradores.

Comentaron que los juicios de solicitud de base se tienen desde la administración de Virgilio Mendoza cuando era Presidente Municipal, que a decir de ellos nunca los despidió.

Por su parte, el presidente magistrado del Tribunal de Arbitraje y Escalafón, José Germán Iglesias, explicó que hay expedientes que en próximos días tendrán su resolución, posteriormente se reunirá con los trabajadores y el abogado este viernes.

“Estamos trabajando a marchas forzadas, lamentablemente todos los juicios son prioritarios y hacemos lo imposible porque así sea, notificaremos de sus resoluciones”, apuntó.

Algunos trabajadores como la señora Esmeralda Carvajal señalaron que está situación ha venido afectándoles en su economía familiar, ya que no pueden buscar otro empleo porque tienen que presentarse a su centro de trabajo.

Isaías Rodríguez Anaya, con diez años de antigüedad, pidió a la Presidenta Municipal Gabriela reinstalarlos, porque hasta el momento continúan trabajando sin ningún pago ni seguro social, tampoco certidumbre de que recibirán su salario por el trabajo devengado.

Hicieron saber que el Ayuntamiento de Manzanillo les condicionó que si quieren seguir laborando deberán firmar una renuncia elaborada por la propia comuna, perdiendo sus años de antigüedad.

Anuncios