Denuncian que IMSS Colima discrimina y despide a su trabajadora por enfermedad discapacitante

0

Edgardo Zamora|CN COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.- La médico Balandra Azael Pineda Miramontes, denunció un despido injustificado y discriminación laboral por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Explicó que en mayo de 2019 se le diagnosticó trastorno de ansiedad y depresión, y la dependencia le negaba incapacidades para recuperarse.

El trastorno de ansiedad y depresión se manifestaba en la doctora con llanto fácil, desinterés, psicomotricidad disminuida para realizar sus actividades cotidianas, sueño aumentado, concentración disminuida, fatiga y culpa por no poder realizar sus labores de manera eficiente porque ponía en riesgo a los pacientes y a sí misma.

Pineda Miramontes expresó que le empleaban medicamentos psicotrópicos que interferían en el desarrollo de su trabajo, ya que se desempeñaba como médico en el área de Urgencias en el turno vespertino del IMSS Tecomán.

“Cuando acudía a consulta mi médico en turno me decía que no podían darme incapacidad porque sus jefes inmediatos se lo impedían, en especial para mi caso, ante dicha situación fui informada por mi jefe inmediato que se me tenía prohibido otorgarme incapacidad en Colima y Tecomán, aunque se requiriera”.

Relató que el 22 de mayo en una cita en Psiquiatría del IMSS, se señaló en la nota médica que sí ameritaba incapacidad por trastorno depresivo grave, al igual que lo fundamentado en la guía de práctica clínica Cenetect “Diagnóstico y tratamiento del trastorno depresivo en el adulto”, que rige al sector salud para este tipo de depresión.

La doctora Balandra indicó que a pesar de ello le seguían negando incapacidades por sus médicos tratantes y existía falta de interés por su caso por parte de la sección XXV del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, en específico el secretario del trabajo Raúl Martínez Llerenas, en su situación médico-laboral.

“Debido al medicamento no podía ir a trabajar y por faltas secundarias suscitadas por la omisión de incapacidades me citaron al departamento Jurídico del IMSS el 30 de mayo del 2019, donde el Sindicato por medio del secretario de Conflictos en lugar de alegar mi derecho a la atención médica y a la incapacidad establecido en la cláusula 84 (Los trabajadores serán atendidos por el médico familiar a que estén adscritos, por los médicos de los servicios de especialidad a que sean derivados y por los médicos de los servicios de urgencias en los términos de la cláusula anterior, teniendo derecho a que se extienda el certificado de incapacidad correspondiente, cuando el caso lo requiera, sin más autorización que la del médico tratante) del contrato colectivo del trabajo o la licencia con goce de sueldo en la cláusula 41( II. Los trabajadores que sufran enfermedades no profesionales, que los incapaciten para laborar, gozarán de licencia concedida por el Instituto con goce de salario, por todo el tiempo que conforme a la opinión médica necesiten para su completo restablecimiento y hasta el límite máximo de cincuenta y dos semanas por cada padecimiento nosológico, y se podrá prorrogar hasta veintiséis semanas más. Transcurrido dicho plazo, se estará a lo dispuesto por la propia Ley del Seguro Social, o bien, si se declarase el estado de invalidez del trabajador, a lo estipulado en la Cláusula conducente de este Contrato)”.

Expuso que no se le informó de la cita a Jurídico por parte del SNTSS, pactando la aplicación de la cláusula 40.

Este apartado de la cláusula rescinde al trabajador y se reinstala debido a padecer trastornos orgánicos y mentales por consumo de sustancias psicotrópicas, constatadas dichas alteraciones se podrá reconsiderar por única vez dicha rescisión. Así como la toma de licencia sin goce de sueldo por 6 meses, violando los derechos estipulados en el contrato colectivo del trabajo.

TAMPOCO LE AUTORIZARON LICENCIA

La trabajadora de salud, apuntó que también había solicitado licencia sin goce de sueldo (16 de julio de 2019), posteriormente, como alternativa al no recibir incapacidad.

“Al último me la negaron, me dijeron que no me lo habían autorizado, a pesar de ser otro derecho que tenemos”.

IMSS AFECTA A TRABAJADORES CON ENFERMEDADES DE CARÁCTER MENTAL

La afectada mencionó que de esta manera, el IMSS afecta a los trabajadores con enfermedades de carácter mental, asimismo, a sus derechos humanos.

“Porque después de eso seguían negándome mi incapacidad y yo deteriorándome más, mi última cita a Psiquiatría por parte del IMSS fue el 15 de agosto, donde además del trastorno depresivo grave se me agregó agorafobia (miedo a estar en lugares públicos y/o espacios abiertos)”.

De esta manera, apuntó que le dieron varios psicotrópicos y cuatro días después, el 19 de agosto, le rescinden de su trabajo y el Sindicato no la defendió.

“El Sindicato también no llevó esa nota médica y sólo firmó mi rescisión, es decir, tampoco me defendió, al igual que el departamento Jurídico del IMSS, el cual exhibió que ya tenía conocimiento de mi enfermedad desde el 30 de mayo del 2019”.

EXIGIÓ AL SINDICATO EL RESPETO A SUS DERECHOS LABORALES

La denunciante expuso que en su momento solicitó a la sección XXV del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social que se respetaran sus derechos laborales de acuerdo al contrato colectivo del trabajo, que era otorgar incapacidad porque así lo dictaminaba la psiquiatra.

“Y fue todo lo contrario, simplemente los dirigentes sindicales no se rigieron bajo el contrato colectivo del trabajo (secretario general, secretario del trabajo y secretario de conflictos del SNTSS Colima), sólo el 19 de agosto el secretario de Conflictos acudió a firmar mi baja”.

SE HA DESPEDIDO A MÁS TRABAJADORES 

Pineda Miramontes agregó que tiene conocimiento que han despedido a más trabajadores por problemas de origen mental, el departamento jurídico del IMSS a rescindido por la misma causa a una asistente de la clínica 19 en el mes de abril del 2019 , desafortunadamente la misma desatención de los representantes sindicales  y dinámica de jurídico.

DESPUÉS DEL DESPIDO

La médico abundó que después del despido ha enfrentado situaciones económicas, sociales y médicas complicadas en su vida. Con incremento de las situación de enfermedad (ansiedad), estigma social y afectaciones económicas.

“Al dejarme sin seguridad social me dejaron enferma, sin atención médica, sin ingresos económicos”.

En tanto, es atendida por un psiquiatra mensualmente y el requerimiento de la adquisición de los medicamentos correspondientes.

Reconoció que actualmente ya está saliendo del cuadro agudo, no obstante no tiene el empleo que anteriormente tenía por el despido injustificado y discriminación laboral por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y el nulo apoyo del SNTSS. Así como ahora se encuentra sin la seguridad médica ante el evento Covid-19, que es un factor preocupante por la ausencia de derechohabiencia.

Por último, la doctora Balandra Azael Pineda Miramontes expuso que la despidieron sabiendo que portaba dos enfermedades discapacitantes (depresión grave y agorafobia) estipulado en el INEGI, generándole situaciones vulnerables. 

“Como lo dice la Suprema Corte de la Justicia de la Nación en su reseña denominada “en los casos de trabajadores con discapacidad, se requiere una motivación reforzada para rescindir la relación laboral”.

Concluyó que cuenta con todas las evidencias escritas necesarias para reforzar la narración de despido injustificado y discriminación.

Anuncios