“DE NO HABER SIDO NARCO, ‘EL CHAPO’ HUBIERA SIDO UN LUCHADOR SOCIAL”, REVELAN

    0

    Con base en entrevistas, Benigno Guzmán y Bertoldo Martínez describen la vida detrás de las rejas del principal capo del país, hasta antes de su fuga del penal jalisciense.

    Quienes son señalados como líderes de izquierda en Guerrero y que compartieron celda con el narcotraficante hacia finales de 1999 hasta enero de 2001 (fecha en que Guzmán Loera escapó), lo describen como una persona con curiosidad intelectual, naturaleza intuitiva y, sorprendentemente debido a su baja estatura, con una gran destreza para jugar al basquetbol.

    Considerado como uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo, “El Chapo” fue descrito por sus compañeros de celda como un aliado ideológico de la lucha contra la pobreza y la desigualdad, incluso Martínez (quien obtuvo su libertad antes que Guzmán escapara), citó al capo cuando, supuestamente, éste habría dicho que de no de no haber tenido éxito como narcotraficante, se habría involucrado en temas de justicia social.

    Martínez, además, se refiere a Guzmán como “un humanista” que utilizó su poder dentro de la prisión para ayudar a otros.

    Benigno Guzmán y Bertoldo Martínez fueron transferidos a Puente Grande en noviembre de 1999, cuando Guzmán ya estaba preso.

    {jathumbnail off}

    Compartir