Crisis por guerra y catástrofes climáticas amenazan al propio futuro de la humani­dad: ONU

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- El secretario general de la ONU, António Gu­terres, alertó a los di­rigentes del planeta de la “tormenta perfecta” que se cierne sobre el planeta y que provocará un “invierno de protestas”, en la apertura de una Asamblea General pro­fundamente dividida.

«La crisis del poder adqui­sitivo se desata, la confianza se desmorona, las desigual­dades se disparan, nuestro planeta arde, la gente sufre, sobre todo los más vulnera­bles” y, a pesar de ello, “es­tamos bloqueados por una disfunción global colosal”, dijo Guterres, en esta gran cita diplomática anual que se realiza presencialmente por primera vez en dos años per­turbados por la pandemia de covid-19.

«Estas crisis amenazan al propio futuro de la humani­dad y el destino del planeta”, advirtió antes de vaticinar que “un invierno de des­contento se perfila en el horizonte”.

En su largo discurso lleno de pesimismo sobre el futu­ro del planeta, Guterres re­conoció su impotencia ante las “divisiones políticas que socavan el trabajo del Con­sejo de Seguridad, el derecho internacional, la confianza y la fe de la gente en las insti­tuciones democráticas”. “No podemos seguir así”, alertó.

A los estragos de la pan­demia, se suma ahora la in­vasión rusa a Ucrania que ha agravado la escalada de los precios de los alimentos y de la energía provocando la inseguridad alimentaria de millones de personas en el mundo.

«No nos resignamos a la frac­tura del mundo”, dijo el pre­sidente francés, Emmanuel Macron, en un discurso muy aplaudido, en el que instó a todos los dirigentes a recha­zar el “nuevo orden” de di­visión que trata de imponer la Rusia “imperialista” con la guerra de Ucrania.

«La situación de nuestro planeta aumenta nuestras exigencias” dijo, deseando una “sacudida colectiva” para “construir un nuevo contrato entre el norte y el sur”.

Esto se hace más urgen­te, si cabe, después de que la guerra en Ucrania iniciada por el presidente ruso, Vladi­mir Putin. “Todos tenemos un papel que jugar para ponerle fin, ya que todos pagamos el precio”, aseveró.

En la tribuna de la ONU, la mayoría de los países en desarrollo, entre ellos los latinoamericanos, pidieron una salida negociada a la guerra en Ucrania, que ha agravado los estragos de dos años de pandemia.

Criticaron las sanciones impuestas por la comuni­dad internacional a Rusia.

«Estas medidas han daña­do la recuperación econó­mica”, afirmó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

 

“QUE PAGUEN MÁS LOS QUE CONTAMINAN”

El jefe de la ONU, António Gu­terres, instó a los países ricos a gravar las ganan­cias inesperadas de las empresas de combus­tibles fósiles y a utilizar ese dinero para ayudar a los países perjudicados por la crisis climática y a las personas que luchan contra el aumento de los precios de los alimentos y la energía.

«La industria de los combustibles fósiles se está dando un festín con miles de millones de dólares en subsidios y ganancias inesperadas mientras los presupues­tos de los hogares se re­ducen y nuestro planeta arde”, dijo.

 

Con información de Excélsior