CORRUPCIÓN EN VILLA CORONA, JALISO: ESCAPAN DE CASA DE SEGURIDAD Y POLICÍAS LOS REGRESARON AL GRUPO DELICTIVO

    0

     

    En atención a la orden de arraigo emitida por el Juez de Primera Instancia de Cocula, agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado cumplieron con la detención de los acusados que estarán arraigados durante los próximos 30 días, hasta que se determine su situación legal.

    Los inculpados son Raymundo Ramos Reynaga, titular de Seguridad Pública de Villa Corona; los policías de línea, Gerardo Castillo Preciado, Adalberto Rosas Villanueva, Luis Everardo Infante Vázquez, Pedro González Rentería y Juan Gilberto Pablo Hernández.

    Carlos Fuentes Bravo, ex policía municipal de Tala; Luis Alfonso Vizcarra Pérez, Ricardo Barbosa Santoyo, Alfonso Hernández López, y Carlos Bernardo Infante Vázquez.

    A estas personas se les relaciona con la ejecución de Carlos Francisco Miranda Zárate y Gustavo Adolfo Calderón Hernández, cuyos cadáveres en avanzado estado de evolución fueron exhumados el martes 22 de mayo, en el paraje “La Tabla”, junto al camino La Cofradía, a medio kilómetro de distancia de la carretera federal 80, a su paso por el municipio de Cocula.

    A pesar de la evolución, a los cuerpos se les apreciaba el impacto de proyectil de arma de fuego en la región parietal del costado izquierdo.

    De la detención de Carlos Fuentes Bravo, “el poli”, se desprendieron las investigaciones que llevaron a ubicar la fosa clandestina en la que se encontraban los cadáveres, estableciendo que la doble ejecución se cometió al menos tres meses atrás, luego de que los hombres fueron “levantados” por integrantes de un cartel; inicialmente los tenían en una casa de seguridad de Villa de Corona, de donde escaparon y fueron a dar a Seguridad Pública Municipal, en donde todo indica que lejos de ayudarlos, los agentes los regresaron con el grupo delictivo que los ejecutó.

    Se espera el avance en las investigaciones para determinar la participación de los arraigados.

    Compartir