CORONAVIRUS, EL COMBATE

0

TAREA PÚBLICA

Por: Carlos Orozco Galeana

Todos sabemos que el pasado 23 del mes presente el gobierno federal decretó la fase 2 de expansión del coronavirus en nuestro país, que hasta hoy contabiliza solo seis muertos a diferencia de otros países europeos donde están muy sorprendidos por la agresividad de esta pandemia que ha afectado el modo de vivir de millones de personas causando incluso terror y modificado planes y expectativas económicas de naciones muy poderosas como Alemania, China, Estados Unidos, Canadá e Italia.

 Y es que la situación sanitaria ha rebasado las políticas habituales. En Italia, las lágrimas de su primer ministro motivan a pensar que el virus es todopoderoso y que ahí las soluciones se han procurado a destiempo. Otros líderes, luchan sin cesar por controlar la propagación del mal y reciben apoyo de países que han avanzado en la solución  como China, Corea del Sur y Japón.

En nuestro país, al parecer, las cosas se han controlado. Como que el virus ha retardado su presencia y dado tiempo de preparar la autodefensa. Observamos a un presidente confiado en sus técnicos y científicos en salud aunque sigue siendo criticado por tomar a la ligera la pandemia y participar en actos masivos  diciendo que se puede salir de casa e ir a diversos lugares donde hay gente,  sin riesgo alguno. Los colimenses, por nuestra parte, nos estamos cuidando  incluso mucho antes de que el gobernador Ignacio Peralta Sánchez insistiera en ello.

 En efecto, no son pocas las críticas que Amlo ha recibido de dirigentes de otros países quienes afirman que  pone en riesgo no solo su salud personal sino la de sus gobernados. El tiempo  dirá si el presidente acertó en el tratamiento de la crisis sanitaria o se comportó equivocadamente. Si la pandemia arrecia y se multiplica el número de contagiados y muertos, no faltarán quienes le achaquen tan funesta consecuencia.  

Confiemos sin embargo, en avanzar contra el virus, al igual que uno de los conocedores del tema, quien ha dicho que los mexicanos poseemos un esquema genómico más consistente que los europeos, donde el coronavirus ha causado estragos fatales. Que así sea. Confiemos, asimismo, en la visión del presidente y sobre todo en el funcionario de salud estrella, el más importante tal cual se ha revelado en la persona del subsecretario Hugo López Gattel.

Mientras tanto, a nivel federal, la Secretaría de Salud emitió el  24 del mes en curso un acuerdo de carácter obligatorio para instancias públicas, sociales y privadas, que incluye enviar a casa a adultos mayores de 65 años – y otros grupos vulnerables de la población- con goce de sueldo y prestaciones. “Pueden  desarrollar enfermedad grave y/o a morir a causa de ella, por lo cual gozarán de su salario y demás prestaciones establecidas en la normatividad vigente”.

Los grupos referidos incluyen mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, menores de 5 años, personas con discapacidad, personas con enfermedades crónicas no transmisibles (personas con hipertensión arterial, pulmonar, insuficiencia renal, lupus, cáncer, diabetes mellitus, obesidad, insuficiencia hepática o metabólica, enfermedad cardiaca) o con algún padecimiento o tratamiento farmacológico que les genere supresión del sistema inmunológico”. Y Atinadamente, se ha dispuesto que en el sector privado continúen laborando todos aquellos que resulten necesarios para hacer frente a la contingencia, en especial, hospitales, clínicas, farmacias, laboratorios, servicios médicos, financieros, telecomunicaciones y medios de información, servicios hoteleros y de restaurantes, gasolineras, mercados, supermercados, misceláneas, servicios de transporte y distribución de gas “siempre y cuando no correspondan a espacios cerrados con aglomeraciones”.

Estas indicaciones obedecen a que el grupo de mayor riesgo es el de los adultos mayores, puesto que a su edad una mayoría tiene debilidades físicas y es más propenso a adquirir el virus. En otros países como España e Italia, este contagio  ha causado daños fatales en personas que rebasan los 60 años de edad.  

En nuestro Colima, estamos viviendo esa etapa en confinación si no total si muy visible lo cual se constata con nuestras avenidas y calles vacías, con el cierre de comercios pequeños y grandes y con el aislamiento  de la burocracia federal, estatal y municipal. No se ve gente paseando por sitios habituales, sino trasladándose a comparar alimentos o medicinas o yendo al trabajo.

Tenemos que comportarnos con sentido de responsabilidad, cuidándonos, haciendo caso a las autoridades sanitarias y al propio gobernador Ignacio Peralta, máximo responsable político quien  ha informado que al 25 de este mes se han efectuado en Colima 137 mil revisiones  en 15 puntos de revisión  con la colaboración de la Guardia Nacional, la Marina, la Secretaría de la Defensa, la policía estatal y el personal de las tres jurisdicciones de la Secretaría de Salud. Y de pasada, reconoció que los colimenses están cooperando guardándose en casa y haciendo sus deberes  usando la tecnología.

Todos aquí deseamos que las autoridades de salud  y el gobernador en particular aporten toda su inteligencia, su capacidad de mando y organización para enfrentar la crisis y que todos sigamos cooperando y  siguiendo las recomendaciones que  emitan. Considérese  que el que se expone no solo pone en riesgo su salud, sino la de todos.             

Anuncios
Compartir