Colima Defiende su Territorio Contra Jalisco

    0

    Colima contra Jalisco

    Un “jaloneo” por ganar territorio protagonizan, desde hace medio siglo, los estados de Jalisco y Colima.

    Esta última es la segunda entidad más pequeño del país y perder el territorio en disputa le significaría borrar de su mapa un 8% de su extensión.

    Ambos estados pelean tres zonas: El Rebalse, en la costa; Las Pesadas, con riqueza minera en la sierra, y el volcán Colima. Sin embargo, los “focos rojos” se prenden en El Rebalse, debido a su desarrollo turístico. En total suman alrededor de 500 kilómetros cuadrados.

    El Senado de la República tiene en su poder, desde hace cinco años, la controversia sobre el conflicto. A la fecha, el caso se ha estancado y la zona en disputa cada día presenta nuevos riesgos de enfrentamientos por el territorio.

    Para el secretario Gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán Pérez , la situación en La Culebra, comunidad costera del ejido El Rebalse, que disputan Manzanillo, Colima, y Cihuatlán, Jalisco, no es crítica, aunque reconoce que “la calma es tensa” y la solución no se avizora a corto plazo.

    Cronistas, historiadores e investigadores coinciden en que La Culebra, terreno de la discordia, fue parte de Jalisco hasta el final de la década de los cincuentas.

    “Esta zona compuesta por la península de Navidad o San Francisco, o La Culebra, como se le conoce ahora, permaneció bajo la jurisdicción jalisciense hasta el gobierno de Agustín Yáñez (1953–1959); luego los gobernadores Juan Gil Preciado (1959–1964) y Flavio Romero de Velasco (1977-1983) se encargaron de que una parte de ese territorio quedara bajo el control de Colima y ahora los colimenses reclaman todo, la península entera”, ha explicado en varias ocasiones el cronista cihuatlénse Humberto Fregoso.

    En 1990, el entonces gobernador jalisciense Guillermo Cosío Vidaurri acordó integrar comisiones para estudiar el conflicto de límites territoriales.   

    En diciembre de 1997, el entonces gobernador de Jalisco, el panista Alberto Cárdenas, revivió el asunto y demandó al gobierno de Colima ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que le fueran entregados aproximadamente 500 kilómetros cuadrados de los municipios de Manzanillo, Minatitlán, Cuauhtémoc y Comala, donde se encuentran grandes yacimientos de hierro, desarrollos turísticos, una importante riqueza forestal y el aeropuerto internacional Playa de Oro.   

    El 4 de febrero de 1998 el gobierno de Jalisco ratificó su demanda. La Corte dio entrada a la controversia constitucional con número de expediente 3/98, pero años más tarde, debido a una reforma legal, el asunto se trasladó al Senado de la República, que asumió el encargo de dirimir y solucionar los conflictos de límites entre ambas entidades.   

    Ante la Cámara alta y ante la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Gobierno del estado de Colima, en defensa de su territorio, ha presentado y aportado más de 590 pruebas de soporte jurídico e histórico para tratar de acreditar la posesión y el derecho que tiene sobre los territorios reclamados por su contraparte de Jalisco.

    El problema por el que los gobiernos de Jalisco y Colima han interpuesto controversias constitucionales llegó en 2005 a la Comisión de Límites de las Entidades Federativas del Senado de la República y de ahí no ha pasado nada más.

    Recientemente, durante el último Censo de Población y Vivienda realizado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), al no definir con exactitud a quién pertenece la población de Plan de Méndez y Las Pesadas, municipio de Minatitlán, Colima, optó por censar dicha comunidad, pero sin agregar a ningún estado la población de la zona en disputa. Esto a petición de ambos gobiernos estatales.   

    El diputado local de Colima por el XIV Distrito Electoral Local, Cicerón Alejandro Mancilla González, que representa al municipio de Minatitlán y en cuya área existe parte de la disputa territorial, explica que el asunto urge ser solucionado en definitiva y en reiteradas ocasiones ha demandado al Gobierno del estado de Colima que actué de inmediato en la zona, “pues se corre el riesgo de perder una gran extensión de territorio”.

    En ese estado se ha carecido de “una buena estrategia” para solucionar el problema, dice. Agrega que el conflicto puede seguir extendiéndose por más tiempo, por lo que propondrá buscar medidas, no sólo para el área de Minatitlán, sino para las otras zonas que ambiciona Jalisco.   

    Alejandro Mancilla González menciona que la nueva estrategia estará enfocada en que se respeten los territorios que legalmente pertenecen a Colima y en los cuales se tiene la posesión, pero se agregará el demandar a Jalisco los territorios que “históricamente han pertenecido al estado y que actualmente se encuentran en posesión de Jalisco”.

    El presidente de la Legislatura local, Alfredo Hernández, dice que en breve convocará a que se reintegre la Comisión de Límites Territoriales, ya que también consideró que “la actual no ha funcionado”.

    Compartir