Colima, tercer lugar en obesidad en la adolescencia

0

*  2 de cada 10 niños tendrían obesidad.

Oscar Cervantes|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud Nutricional (Ensanut), Colima se encuentra en tercer lugar a nivel nacional de obesidad en la adolescencia, después de Veracruz y Quintana Roo; en el rubro que comprende de los 12 a los 19 años de edad.

Así lo dio a conocer la Coordinadora Estatal de Nutrición, María Luisa Mendoza Ceballos, en el marco del Día Nacional del Nutriólogo, tras exponer que la Secretaría de Salud trabaja de manera ardua con los adolescentes, ya que al parecer es un grupo etario que trae varias deficiencias nutricionales.

“Pareciera que es el grupo que está incluyendo alimentos no recomendables como bebidas azucaradas, botanas de forma regular, postres, cereales dulces de desayuno y que los panoramas que nosotros vemos del estado nutricional simplemente son el reflejo de estas conductas alimentarias que están permeando de manera constante en su alimentación”, indicó.

Hizo saber que el nutriólogo es pieza clave y fundamental en aspectos de prevención de salud, porque los nutriólogos tienen este perfil profesional que va encaminado justamente en educar a los pacientes en cuanto a comida, para prevenir, tratar, controlar padecimientos, pero, sobre todo, en esta parte preventiva donde el paciente aún no siente nada, no le duele nada y tampoco tiene síntomas.

“Nuestra labor es trabajar de cerca con la comunidad para instaurar hábitos de alimentación y conductas alimentarias mucho más sanas”, apuntó.

En contraste, sostuvo que la familia es un eslabón súper importante en la nutrición de los niños, ya que depende de los padres o del tutor, puesto que  el niño va a comer lo que encuentra en casa.

“En esta encuesta nos damos cuenta que desde edades tempranas se presenta la ingesta de botanas, dulces y postres en mayor proporción para los rubros en niños de 1 a 4 años y de 5 a 11 años; nos damos cuenta de que nos hace falta a la familia poner atención en estos aspectos, ver qué comen nuestros niños, qué les estamos ofertando en casa, qué tenemos en la alacena, en las despensas, buscar ser más comprometidos con la alimentación de nuestros niños, pues esto repercute en su estado nutricional y por ende en su estado de salud a corto y mediano plazo”, detalló.

Sobre la educación nutricional en escuelas, María Luisa  Mendoza Ceballos dijo que la Secretaría de Salud trabaja de la mano con los planteles educativos, no obstante hay nutriólogos que asisten a las escuelas a dar sesiones educativas no sólo a los niños, sino también a los padres de familia, al personal docente, puesto que la labor va encaminada en poder enseñar a la comunidad y a la población cuáles son esos hábitos de conducta que se deben de permear, que se deben tener en casa.

Sobre los datos de obesidad en general que arrojó la Encuesta antes mencionada, dijo esperar que pronto se puedan compartir a nivel federal los datos por estado, porque se ha venido arrastrando más la prevalencia de sobrepeso y obesidad en el rubro de adolescentes, un rubro de edad donde están trabajando fuertemente para llegar a este grupo etario y poder permear con conductas de alimentación más sanas.

“Trabajamos fuertemente en campañas a través de internet con el objetivo de que, como este grupo etario tiene acceso a estos medios, a redes de comunicación, podamos llegar de una manera divertida y atractiva para poder permear en hábitos de alimentación más sanos”, acotó.

Finalmente, Luisa Mendoza agregó que estos datos fueron arrojados este año, ya que los preliminares surgieron en enero, justamente donde se dio a conocer que en Colima se tiene una prevalencia del 24.9 % de sobrepeso y obesidad en adolescentes, ubicándonos en la tercer posicion, es decir 2 niños de cada diez tiene obesidad. 

Anuncios