Colima sin comprobar gastos del Financiamiento Federal para Seguridad Pública: ASF

0

*No comprobó el 100 por ciento de los recursos que la Federación le otorgó en el 2022 para reforzar la seguridad, que ascendieron a tres millones 990 mil 200 pesos.

Alfredo Quiles|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  En el Segundo Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2022, la Auditoría Superior de la Federación detectó que la administración encabezada por la morenista Indira Vizcaíno no solventó el ejercicio del total de la partida recibida dentro del rubro Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal.

En este sentido, el Gobierno de esta entidad no comprobó en qué gasto el 100 por ciento de los recursos que la Federación le otorgó en el 2022 para reforzar la seguridad, que ascendieron a tres millones 990 mil 200 pesos.

La incertidumbre sobre el destino que tuvo ese dinero coincide con una crisis de seguridad en la entidad, reflejada en el hecho de que al mes de septiembre de este año —el corte más reciente — Colima está a la cabeza nacional en tasa de homicidio doloso, con 27.9 crímenes por cada 100 mil habitantes, una cifra cinco veces mayor a la media nacional, que es de 5.5 por cada 100 mil, según reporta el Periódico La Razón en base a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En el tercer trimestre de este año, este delito registró un crecimiento de 25.8 por ciento, comparado con el mismo periodo del año pasado, al pasar los asesinatos de 182 a 229 entre un periodo y otro.

En ese lapso aumentaron en total nueve delitos de alto impacto, entre ellos el de extorsión, con alza de 42.8 por ciento, debido a que las carpetas pasaron de 28 a 40 entre los periodos señalados.

Otro ilícito que va hacia arriba es el narcomenudeo, en donde los expedientes pasaron de 427 a 582, lo que representa aumento de 28 por ciento.

Además, los feminicidios tuvieron un repunte del 20 por ciento, ya que los casos pasaron de cinco a seis entre un trimestre y otro.

De igual forma, el delito de secuestro creció 100 por ciento, pues los casos pasaron de uno a dos entre el tercer semestre del 2022 y el mismo periodo de este año.

También se registró alza, en este caso, de 8 por ciento, en el delito de robo con violencia, toda vez que las carpetas de investigación pasaron de 236 a 255 entre un trimestre y otro.

Asimismo, el delito de violación, que afecta principalmente a las mujeres, presentó aumento de 5 por ciento, debido a que las averiguaciones previas en el tercer trimestre del 2022 fueron 40, mientras que la cifra en el mismo periodo de este año llegó a 42.