CLAUSURAN, CON FUNCIÓN DEL BALLET FOLKLÓRICO, EL FESTIVAL DE DANZA

    0

    El Ballet se presenta hoy a las doce del día en el Teatro Universitario. Los boletos tienen un precio de cien pesos, con cincuenta por ciento de descuento para estudiantes y red cultura Ucol.

    La agrupación dirigida por Rafael Zamarripa ha conseguido, a juicio del crítico de arte Alberto Dallal, ofrecer un concepto renovado de danza folclórica: “(Zamarripa) se apoya, como indica la naturaleza misma del género, en las más acuciosas y profundas investigaciones musicales, plásticas y de movimiento; organiza profesionalmente a bailarines y ejecutantes de la música, a técnicos, promotores y maestros”.

    El Ballet ha logrado ofrecer espectáculos totales: coreografías montadas mediante grupos compactos o en línea, solos, parejas, malabares y trazos inesperados, rutinas y pasos tradicionales revitalizados gracias a una geometría dancística que desbordan bailarines entusiasmados, perfectamente bien pertrechados con capacitación y realización vocacional.

    “A la par de su expansión internacional, la compañía ha propiciado la profesionalización del género gracias a la inclusión en carreras y programas que han convertido a este Ballet Folclórico, a sus formas de acción formativa y creativa y a su raíz universitaria en paradigmas de la danza folklórica mexicana”, agregó el crítico de arte Alberto Dallal.

    La función de hoy está integrada por el siguiente repertorio: Juegos de magia y muerte, Los chinacos, Los fandangueros, Los curros, Corrido de Rosita Alvírez; así como Veracruz, Zacatecas, Popurrí de los caballos y Sones y jarabes de Colima.

    Rafael Zamarripa, fundador y director de esta compañía universitaria, dirige el timón del barco; pero hay varias personas que van a bordo en este proyecto: Juan Carlos Gaytán Rodríguez, subdirector de la agrupación; Cristian Azael Gutiérrez Vega, coordinador administrativo; Jaime Ignacio Quintero Corona, director del coro y arreglista; así como todo el equipo de bailarines, músicos y cantantes que están dispuestos a vivir por la danza.

     

     

    Compartir