Ciencia básica no resuelve problemas de la actualidad, sino del futuro: A. Pedroza

0

*La conferencia “Matemáticas: pasado, presente y futuro”, fue impartida por Andrés Pedroza como parte de la Semana de Física y Matemáticas.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- Aproximadamente 200 años antes de Cristo, Eratóstenes de Cirene calculó que la circunferencia de la Tierra era de 40 mil kilómetros, basándose solamente en el solsticio de verano, los rayos del sol y un poco de geometría. Dos mil años después, científicos comprobaron que la Tierra mide sólo 75 km más que lo propuesto por Eratóstenes, es decir, 40,075 kilómetros. Sin embargo, este acontecimiento en la época del matemático, sólo sirvió como puro conocimiento.

“Ese conocimiento no tuvo utilidad en la vida real; de hecho, la ciencia básica, como la que hacía Eratóstenes, no te va a resolver un problema de actualidad, sólo nos sirve para saber cómo funcionan las cosas, pero no tienen una utilidad en el momento, como sí lo hace la ciencia aplicada”, dijo Andrés Pedroza, director de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima, durante su conferencia “Matemáticas: pasado, presente y futuro”, que dictó como parte de la Semana de Física y Matemáticas.

Eratóstenes, dijo Pedroza, “tenía esa inquietud: quería saberlo, así que esperó. Estaba documentado que en Asuán (hoy Siena, Egipto), durante el solsticio de verano, los objetos verticales no proyectaban sombra, porque el sol está justo encima de nosotros. Pero también sabía que como el Sol es un astro muy grande, los rayos llegan en paralelo. Así que hizo la misma medición en Alejandría; realizó cálculos utilizando geometría euclidiana y de esa manera determinó la circunferencia de la Tierra”, explicó el investigador.

Andrés Pedroza preguntó a los asistentes si esto tendría alguna utilidad en la época de Eratóstenes. Realmente, “la respuesta es no, no tuvo una utilidad real, lo hizo sólo para saber cómo funcionan las cosas, por inquietud. Sí hizo algo sin antecedentes, pero no tenía utilidad. Ésa es la pregunta que nos realizan a quienes hacemos ciencias básicas, si lo que hacemos sirve para algo y por qué lo hacemos; la respuesta es no sirve para algo en este momento y lo hacemos por queremos generar conocimiento”.

A dos mil años de los cálculos de Eratóstenes, se sabe que gracias a que se conoce cuanto mide la circunferencia de la Tierra, se puede conocer la ruta de las tormentas tropicales, por dónde se mueven y cuál es su velocidad.  “La ciencia básica no te va a resolver un problema de la actualidad, sirve para generar conocimiento y resolver problemas del futuro. Hacemos ciencia porque hay que generar conocimiento, hay que documentar todo el conocimiento de la humanidad”

“Quiero hacer hincapié –finalizó– que el futuro de las matemáticas o de la ciencia, en lo particular lo veo de esta manera, así lo ve la Facultad de Ciencias, no está en los maestros sino en ustedes, ayudarlos a que se motiven, a que tengan inquietudes, para que vengan y se acerquen a estudiar ciencias, ya sea química, biología y física, que son ramas del conocimiento donde hay un reto intelectual para resolver problemas, ya sea en la parte básica o en ciencia aplicada”.

Publicidad