Celebran Domingo de Ramos 

0

José Luis Cobián León|CN COLIMANOTICIAS

Colima.- Este día se celebró el Domingo de Ramos en diferentes comunidades de todo el estado, como fue en los municipios de Comala y Manzanillo.

Comala

En la Comunidad de Valle Paraíso en Santiago, se inició con una procesión que partió del jardín hacia la iglesia, conmemorando así la entrada mesiánica de Jesús a Jerusalén.

Niños, jóvenes y adultos en compañía de los religiosos alzaron las palmas benditas, y al igual que los primeros discípulos, aclamaron al Señor, marchando en procesión con palmas y ramos en las manos hacia la iglesia, entonando salmos en su honor, proclamando a Jesús como Rey de los Cielos y la Tierra, pero lo más importante, proclamándolo Rey de nuestro corazón.

El sacerdote Daniel Tonatiuh Durán Mendoza, destacó la importancia de este día para los cristianos: En nuestros días en los que parece que el mal o el pecado están ganando, que pareciera se sobreponen al bien, pero no es así, es el bien, es Dios el que siempre triunfa y

Manzanillo

esas ramas, esas palmas, que ustedes tienen en sus manos no solamente es para bendecirlas o para tenerlas de adorno, es para dos cosas, primero para recordarte que eres seguidor de Jesús, que estás dispuesto a seguirlo, segundo tu estas proclamado que Jesús es rey, es Dios y que es él, el que triunfa, por eso ante tantas circunstancias y situaciones tan difíciles, tan duras en nuestra sociedad, tanta violencia, tanta corrupción, etc. esa palma debe significar que Jesús ha triunfado sobre eso. Que la muerte; que el pecado no tiene la última palabra, que estás dispuesto a contribuir con Jesús para que este mundo y el de la sociedad sean distintos. Sea entonces esto el punto de meditación del momento que estamos iniciando de los días más importantes de la Semana Santa.

Puntualizando que así el Reino de Jesús irá permeando paulatinamente dentro de nosotros, en medio de aquéllos y dentro de aquéllos, que acogen la Buena Nueva, es decir, su mensaje de salvación para todo el que crea en él como el Hijo de Dios.

Reflexión: “Jesús, viene dispuesto a combatir, pero su lucha es contra el pecado. Viene pertrechado para la lucha, pero su única arma es el amor. Triunfa en su batalla, pero su victoria, que es el triunfo de la fidelidad a Dios y de la solidaridad con el hermano, encuentra su máxima consumación en el aparente fracaso de la cruz. Finalmente, el victorioso acaba entronizado, pero no en un palacio humano, sino en la misma gloria del Padre, por medio de su Resurrección y Ascensión a los cielos».