Carlos Cruz Platicó con Gustavo la Noche del 23 de Febrero de 2005

    0

    En sesión ordinaria del H. Congreso del Estado, el 23 de febrero de 2006, en entonces diputado Cruz Mendoza relató que hacía exactamente un año, «tuve la oportunidad de convivir con el gobernador constitucional, y con el ser humano, con mi gran amigo; hablamos de diferentes asuntos de interés público y de temas personales, del inmenso cariño que profesaba a su familia, su esposa y sus hijos, tuvimos una profunda convivencia y una jornada de reflexión».

    «Como olvidar cuando saliendo del Complejo Administrativo, en compañía de algunos amigos, miró hacia el cielo señalando unos obscuros nubarrones y me dijo “dicen que esa nubes son de malos augurios, es un mal presagio”, y seguimos platicando como si ese comentario no se hubiera hecho jamás».

    «Luego tuve, minutos después, la gran suerte de acompañarle en su ultimo recorrido hacia su casa junto con su esposa Norma con quien se mostró especialmente afectuoso. Recuerdo también en el trayecto a casa de gobierno, como habló por teléfono con su hija Rocío quien se trasladaba  de la ciudad de Guadalajara a Colima, reflejando una gran ternura y cariño en su conversación. Finalmente llegamos a Casa de Gobierno donde como siempre siguió atendiendo los asuntos propios de su encargo, hasta altas horas de la noche».

    «Ese día lo encontré especialmente interesado en quienes lo rodeábamos, pude notar un brillo especial en sus ojos y una paz que lo envolvía todo. Con la calma característica que precede a la tormenta tuve la oportunidad  de disfrutar de su compañía y su agradable conversación,  de los planes para mejorar la gestión publica y que su  gobierno  realmente tuviera la capacidad de atender el compromiso asumido con la ciudadanía y que reiteradamente manifestaba “me interesa que la gente viva mejor… mucho mejor”, era su lema y compromiso».

    «Nada, ni siquiera la actitud meditabunda que lo asaltaba en ciertos momentos, nos hacía presentir que se trataba de una despedida, había cierta melancolía que lo hizo atraer algunos recuerdos y sacudiendo sus inquietudes, volvía con energía al trabajo. En la convivencia que mantenía con su esposa Norma y con sus hijos aún con las exigencias de su alto cargo, mostraba su gran apego a la familia, siempre se sintió orgulloso de ellos, su vida en familia fue un reflejo, sin duda, de la armonía que vivió en su casa paterna».

    «Los que fuimos sus amigos pudimos disfrutar también de su entrañable afecto, siempre nos dio un momento y un espacio, compartiendo su sencillez y sus  valiosos tesoros, apegado al lema que reza:  “donde esta tu corazón, están tus tesoros”. Pero además siempre tuvo una palabra de aliento y una solución para quienes acudían a el en busca de apoyo y consuelo».

    En dicho acto al que asistió el gobernador Silverio Cavazos Ceballos, la señora Norma Galindo  de Vázquez Montes, así hermanos, familiares y amigos de Gustavo, el diputado Carlos Cruz expuso que en el primer aniversario de su sentido fallecimiento, es por ello que hemos convocado a esta sesión solemne para hacerle un público reconocimiento»

    «Es ampliamente conocida la trayectoria profesional y política de Gustavo Vásquez, una trayectoria de servicio que lo llevo a ocupar la más alta investidura del estado, que supo ejercer con responsabilidad, acierto y una gran convicción para servir a la gente. Hombre forjado en el trabajo, Gustavo se ganó el aprecio de propios y extraños y supo valorar la amistad como un principio y práctica común con toda la gente y en todo momento, lo que le permitió ganarse y mantener el afecto de los colimenses, mismo que hemos constatado a lo largo de este año»

    «Mas allá de la figura  publica  que era Gustavo, es oportuno expresar la calidad de hombre que fue, con sus ideales por Colima, por la gente que baso muchas de sus expectativas de progreso en su gestión, ideales que trascendieron en cada acción de su gobierno.  Nunca escatimó ni tiempo ni esfuerzo para atender a los desprotegidos, a los enfermos, a los niños, a los adultos mayores, a las mujeres en desamparo y personas con capacidades diferentes que vivían en condiciones críticas, esa cualidad le valió el cariño y apoyo de los colimenses. Por ello el ejercicio de la política en Colima se ve revolucionado con los conceptos humanistas, de honestidad y trabajo permanente que le impregnó Gustavo».

    «Servir a la gente con el ideal de Gustavo, es una manera de refrendarle nuestro permanente reconocimiento al hombre exitoso, al político vertical, al gobernante preocupado por el bienestar de  la gente y el mejoramiento de sus condiciones de vida. Reconocer públicamente su trayectoria y trabajo, es valorar y  dimensionar justamente el sentido de nuestras instituciones democráticas y el trabajo de muchos hombres que como Gustavo, han contribuido a engrandecer nuestro estado»

    «Algunas veces lo he referido y ahora lo reitero con este motivo. Sócrates muy acertado dijo alguna vez  “No hay mal para el hombre de bien, ni en la vida ni en la muerte…..”  y  Gustavo Vásquez fue un hombre de bien. En este primer aniversario luctuoso, los integrantes de esta Quincuagésima Cuarta Legislatura deseamos que nuestro amigo, nuestro gran amigo Gustavo Alberto Vázquez Montes, descanse en paz».

    SESIÓN SOLEMNE, CELEBRADA POR LOS CIUDADANOS DIPUTADOS INTEGRANTES DE LA QUINCUAGÉSIMA CUARTA LEGISLATURA CONSTITUCIONAL, EL DÍA 23 DE FEBRERO DEL AÑO DOS MIL SEIS. FUNGIENDO EN LA PRESIDENCIA LA DIPUTADA JESSICA LISSETTE ROMERO CONTRERAS Y EN LA SECRETARÍA LOS DIPUTADOS FLORENCIO LLAMAS ACOSTA Y FERDINANDO MARTÍNEZ VALENCIA.

    VER NOTA COMPLETA: http://www.congresocol.gob.mx/debates54/2006-02-23.htm

    Compartir