Cadenas de tiendas han ‘dado en la torre’ a los mercados

0

Luis Rosales Chávez|CN COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.- Juan Manuel Olmedo Preciado, locatario desde hace 44 años del Mercado Lázaro Cárdenas en Tecomán, comentó que desde que entraron las cadenas de supermercados, ha bajado la venta para los locatarios.

“Tiendas comerciales como Aurrerá y Soriana llegan y desbaratan negocios, entonces nos parten la economía a nosotros”.

Mencionó que los mercados pierden clientela por diversos motivos, entre ellos los sistemas de crédito, “todas esas tiendas como Coppel y Milano le ofrecen a la gente prestado o fiado y eso nos hace ya no ser atractivos ante la gente”.

Los comerciantes señalaron que de pasar a ganar cerca de cuatro mil pesos diarios, actualmente sólo venden en promedio 200 pesos.

Otro problema importante es el estacionamiento, así como lo comenta Juan Manuel: “Ahorita un local comercial sin estacionamiento no sirve, la ley dice que si no tienes estacionamiento, no te dan permiso para una construcción comercial. Depende de lo que mide el terreno te dan metros cuadrados para tus clientes y su comodidad, el gran problema es el estacionamiento, en el mercado como no hay lugar se van a otro lado”.

La delincuencia también ha impactado a los locatarios, consideró: “Muchísimos robos hormiga. Y no he sufrido robos durante la noche, porque tengo candados buenos (…), pero el robo hormiga sí, un descuido y se roban tambaches de truzas, de calcetines”.

Al respecto, mencionan que no hay seguridad para los locatarios del mercado: “No tenemos vigilancia desde que entró Lupillo (García), anduvo pidiendo el voto y ganó, pero para nada se ha presentado cuando ha ocurrido una desgracia, para nada. Manda a cobrar la plaza, que es lo que les interesa, pero de ahí para adelante nada que venga”.

Al respecto, Juan Manuel Olmedo comentó que «antes había vigilancia, nosotros nos comprometimos con administraciones anteriores a que nos mandaran una pareja y la unión (de comerciantes) pagaba la comida de las parejas de policías y estábamos trabajando bien, de lo que se recaudaba se pagaba pero eso se dejó de hacer (…), nos mandaran unas diez parejas en el año”.

Mencionó que es difícil que el Mercado Lázaro Cárdenas se levante, entre otros motivos, debido a la falta de empatía de los locatarios: “No quieren jalar, dicen ‘yo por qué tengo que regalar’. Yo estoy dispuesto, hacemos un día de tianguis y yo le bajo un 10% de descuento en la ropa, la promoción la tenemos que hacer nosotros en nuestros propios negocios”.