Atrapan Banda de Secuestradores y Homicidas

    0

    Los presuntos responsables hasta ahora requeridos responden a los nombres de Miguel Camacho Acevedo y/o Gabriel Zepeda Guerrero, David Zepeda Camacho, J. Félix Medrano Ortiz y su esposa María Luisa Sánchez Anguiano, quienes se encuentran relacionados en el secuestro y homicidio en agravio del empresario transportista Mario Guillermo Alcaraz Castellanos y su chofer Manuel Salvador Barbosa Moreno; ambos fueron ultimados a tiros y arrojados a un barranco de la población de Acalpican, del municipio de Lázaro Cárdenas.

    Cabe señalar que tanto Félix Medrano Ortiz, de 43 años y su pareja María Luisa Sánchez Anguiano, de 36 años, residían por la calle Margaritas, fraccionamiento San Miguel, en Tecomán, Colima.

    En relación a los hechos, la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos de Secuestro y Extorsión de la PGJ, dio a conocer que tuvieron su origen el día 16 de julio del presente año, en las cercanías de la población de Caleta de Campos, donde los ahora occisos se dirigían de Lázaro Cárdenas a Tecomán, Colima, a bordo de un camión propiedad de la empresa de carga “Transportes Zapotiltecos”, con residencia en Zapotiltic, Estado de Jalisco.

    Los agraviados fueron interceptados por el cabecilla de la banda y dos cómplices, quienes tras obligarlos a dejar el camión con el motor encendido, los llevaron hasta un sitio despoblado de la región de Acalpican para mantenerlos en cautiverio mientras negociaban el rescate con sus familiares, los cuales tienen su domicilio en Zapotiltic, donde también vivían los extintos.

    Después de diversas llamadas telefónicas de los secuestradores, con la exigencia de un millón de dólares a cambio de la libertad de los plagiados, el 7 de agosto pasado aceptaron recibir la cantidad de 980 mil pesos por la liberación de sus víctimas.

    Con instrucciones precisas de los delincuentes por vía celular, un empleado de la empresa llevó consigo el dinero hasta Tecomán y luego a Jaluco, en el estado de Jalisco, para finalmente llegar a una huerta de mango ubicada en las inmediaciones de esta última población, donde dejó el botín y un teléfono móvil que le fue proporcionado para que recibiera las indicaciones de los plagiarios.

    No obstante el pago del rescate, los bandoleros no dejaron en libertad a sus víctimas, a quienes asesinaron a balazos y después lanzaron a una barranca, el 10 de agosto anterior.

    Los familiares de los secuestrados no tuvieron noticia alguna acerca de su destino, ya que los hampones no tuvieron más comunicación con ellos. Las investigaciones desarrolladas por la fiscalía antisecuestros para esclarecer el caso, permitieron dar con la identidad y paradero de cuatro miembros de la banda, quienes fueron detenidos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, con la colaboración de la Procuraduría de Justicia de esa entidad.

    Uno de los indiciados, de nombre J. Félix Medrano Ortiz, trabajaba para la compañía transportista y fue quien proporcionó a sus cómplices toda la información que les permitió planear y ejecutar el plagio de los jalisciences Mario Guillermo Alcaraz Castellanos y Manuel Salvador Barbosa Moreno.

    Con los datos aportados por los delincuentes arrestados, fue ubicado el sitio exacto donde fueron arrojados los cadáveres de los agraviados, por lo que el Ministerio Público y peritos criminalistas se constituyeron este sábado 25 de octubre en el lugar para recolectar los restos de las víctimas. Cada uno presentaba un tiro en la nuca.

    La fiscalía antisecuestros informó que los detenidos serán consignados por secuestro, homicidio calificado y los delitos que resulten de la indagatoria número 247/2008-FEADSE que actualmente se integra en su contra.

    Por su parte, la Policía Ministerial prosigue con las investigaciones para dar con el paradero de los demás integrantes de la banda de secuestradores y asesinos, entre ellos el cabecilla, quienes están plenamente identificados.

    Compartir