Atacan con Escopetas a 2 Regidores en la Zona Limítrofe

    0

    El comunero dijo además que, aunque la policía municipal de Cuautitlán ya investiga el suceso del que salieron ilesos los regidores y sus acompañantes, el escenario previo a los hechos crea “dudas” respecto a la agresión.

    Gaudencio relató que el jueves pasado llegó una notificación al Comisariado del ejido Ayotitlán, que citaba a los integrantes del mismo a presentarse a una reunión programada para el viernes 2 de octubre en el municipio de Autlán con personal de la Procuraduría Agraria. El encuentro abarcaría una “reconciliación” entre la Procuraduría y el Comisariado ejidatario.

    Por las labores de los miembros del órgano ejidal, la reunión se reprogramó para las 3 de la tarde del viernes pero en Cuautitlán. Allí asistieron los regidores panistas, y un grupo de miembros del Comisariado, entre ellos Gaudencio Mancilla.

    Según Gaudencio, los funcionarios de la Procuraduría insistieron en que los comuneros firmaran de recibido la notificación para llevar a cabo un diálogo de conciliación el 7 de octubre en la ciudad de México. Pero los indígenas se negaron a firmar el documento sin la presencia de sus abogados.

    “Nos da duda todo esto porque nosotros no quisimos firmarle a la Procuraduría de recibido una conciliación con el Comisariado, ¿qué van a conciliar? Aquí el que ganó, ganó”, dice Gaudencio en relación a que el actual órgano de gobierno ejidal de Ayotitlán, fue electo por unanimidad en noviembre de 2008, con la anuencia de todos los partidos de la zona: PAN, PRI y PRD.

    Anteriormente, según el representante, existía un Comisariado “espurio” formado por Baldino Cipriano, Leopoldo Cipriano, Manuel Elías y Ernestino Cipriano. A estos cuatro, Gaudencio se refiere como los “inconformes” que en su momento habían pactado con la minera Peña Colorada perteneciente a Altos Hornos de México, un contrato de 1.5 millones de pesos como parte de la renta de 401 hectáreas del ejido a la empresa.

    Como los campesinos se negaron a firmar el documento presentado el viernes pasado, los de la Procuraduría “se encabronaron y ahí nos da la mala espina, ¿cómo es que pasó eso si nunca nos ha pasado nada?”, dice asombrado Gaudencio.

    Y es que, tras el rechazo a estampar una rúbrica, el Comisariado de Ayotitlán y los regidores decidieron marcharse mientras que los funcionarios de la Procuraduría Agraria hicieron lo mismo. Alrededor de las 21:45 horas, en el camino que conduce de Cuautitlán a Ayotitlán, en el punto conocido como Las Marías, el vehículo donde viajaba el par de regidores y otras tres personas fue agredido a escopetazos. Gaudencio añade que la camioneta en que viajaban los panistas era similar a la que transportaba a los comuneros que iban más adelante: una Toyota americana, cerrada, de color oscuro.

    Gaudencio recordó que la asamblea ejidal del 27 de agosto pasado se convirtió en una batalla campal de todos contra todos: niños, ancianos, mujeres tanto de los “inconformes” como del Comisariado. En la asamblea del 27 de septiembre, los “inconformes” ni pío dijeron.

    Compartir