Arqueólogos localizan en iglesia colonial de Perú una cripta subterránea con 14 entierros

0

CN COLIMANOTICIAS

Perú.- Un grupo de arqueólogos peruanos descubrió 14 entierros humanos, entre ellos una niña de seis años, en una cripta subterránea de una iglesia colonial del siglo XVII ubicada en el centro histórico de Lima.

El hallazgo se realizó recientemente debajo del piso de la nave de la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad, que fue construida en 1670.

La cripta, edificada a base de ladrillos de adobe, cal y piedras de río, mide 60 metros de largo por seis metros de ancho.

«En esta cripta tenemos aproximadamente catorce individuos y van aumentando, conforme se va ampliando la excavación se va definiendo más cuerpos», dijo a la AFP el arqueólogo Héctor Walde, jefe del equipo de arqueología de Lima.

Estos hallazgos son excepcionales porque se conservan en el buen estado», destacó Walde en el interior de la cripta, ubicada a 2,5 metros de profundidad.

«La cripta fue construida como si fuese un sótano y se usó por casi unos 300 años», agregó.

El lugar fue diseñado para el entierro de los hermanos o cófrades de la antigua hermandad de la Señora de la Soledad, que agrupaba a españoles y criollos dedicadas a la ciencia de la salud. La cofradía tiene su sede en Sevilla, España.

En la época de la colonia en Perú no existían cementerios públicos y la gente, entre ellos españoles y criollos, era enterrada en las criptas.

Entre los restos encontrados se encuentra una niña indígena de seis años, envuelta en telas y con unas flores de telas blancas entre las manos.

Las personas eran enterradas en ataúdes de madera, en sarcófagos o amortajado con telas y ofrendas como cadenas, aros y detentes.

«Los espacios de las iglesias de Lima en la antigüedad eran para albergar a los muertos», indicó Walde.

La cripta funeraria funcionó desde 1674 hasta 1808, pero la iglesia sigue en pie dando servicios religiosos.

«Lima fue la capital de hispanoamérica más importante. Desde Lima se administraba toda Sudamérica. Lima era la ciudad más importante del Virreinato», añadió.

En la cripta además se ha encontrado restos de ataúdes decorados con imágenes de flores y granos de maíz, aros de cobre, botones y tachuelas.

Una figura articulable de madera del escultor español Pedro Noguera representando a un Cristo yaciente precede el ingreso a la cripta. Se trata del «Cristo del Descendimiento», una joya del arte barroco colonial de 1620.

En los siglos XVI y XVII la gente quería estar enterrada en esta criptas ante la creencia de que estar cerca del «Cristo de Descendimiento» les aseguraba la vida eterna.

«La gente tenía la visión que estar enterrada junto con Cristo la iba resucitar», declaró a la AFP el laico Rafael Andrade, integrante de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad.