Alumna de la Universidad de Colima Estudia en Argentina

    0

    Actualmente hay una veintena de jóvenes provenientes de diversos países, cursando materias en las unidades académicas. Llegaron hace más de un mes y se quedan hasta julio. Son alumnos de carreras que se dictan en Brasil, España, México, Colombia o Uruguay, que cursan durante este cuatrimestre algunas materias que deseaban aprender y luego, dichos conocimientos son reconocidos y acreditados por su universidad de origen.

    Los intercambios académicos no son tema nuevo para esta universidad. Según precisó María Angélica Marcó, secretaria de Relaciones Interinstitucionales de la UNER, en 1991 la universidad empieza a participar de estos denominados “espacios académicos ampliados en redes de universidades”. La primera propuesta de este tipo surge cuando se pone en marcha el programa Intercampus, para estudiantes y docentes, con financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

    Luego vino la conformación y crecimiento del Grupo Montevideo de universidades que primero empezó con ocho y hoy está constituida por 20 casas de altos estudios, que posibilitó incrementar y mejorar las relaciones.

    Compartir. Un total de 10 estudiantes se hallan en Paraná en las facultades de Ciencias de la Educación, y otros tantos en la de Trabajo Social y en la de Ingeniería, de Oro Verde. Todas, en el transcurso de este primer cuatrimestre, comparten las clases con los estudiantes regulares de cada Facultad, así como también, trabajos prácticos, exámenes parciales y salidas.
     
    EL DIARIO conversó con algunas estudiantes de Brasil y México que desde hace un mes están en Paraná, para saber cuáles son sus principales expectativas e intereses durante su estadía en la capital provincial.
    Aline Martin Serra, de 22 años, es una de ellas y al igual que Ketia Kellen Araujo, de 24, estudia Pedagogía. La primera lo hace en la Universidad de Campinas y la otra en la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, Brasil.
    Ambas manifestaron sus ganas de visitar una escuela y conocer cómo se enseña por estos lares. A la par, ya vislumbran las primeras diferencias y similitudes.
     
    Luego, la estudiante de Pedagogía señaló que en determinadas escuelas de Campinas, “hay chicos de 7 u 8 años que están contentos porque tienen un lugar dentro de la red del comercio de drogas, que ya saben manejar armas y eso los maestros lo saben y se sienten intimidados”, sobretodo a la hora de poner sanciones o simplemente tratarlos, por temor a las consecuencias de su accionar, ilustró.

    En tanto Belinda Jiménez Ortega, de 21, vino de más lejos, del estado de Jalisco, más precisamente es oriunda del pueblo de Elimon, pero cursa su carrera de Comunicación Social en la Universidad de Colima.
    Simone Minuzzi, de 22 años, en cambio, le falta poco para recibirse de comunicadora social, con orientación en Publicidad y Marketing, en la Universidad Federal de Santa María, Brasil.

    Para destacar

    Su lugar. Aline al describir su ciudad dijo que “es grande, constituye un polo tecnológico y tiene más de 2 millones de habitantes”, dato que le hizo abrir los ojos a la joven mexicana, pues en su pueblo natal de Elimon, no viven más que 4.000 personas.
    Mientras que Ketya, consultada sobre cuál es el lugar que más le gusta de su ciudad, Porto Alegre, señaló un paseo que está a la vera del río Guaíba, con puentes y un parque, similar al Parque Urquiza, comparó.
    Tesis. Una de las chicas que además de cursar materias está haciendo un seminario de tesis, Simone, explicó que está interesada en analizar e investigar las publicidades sobre el cuidado del medio ambiente que abundan en Brasil, para descubrir si se trata de una estrategia de marketing o bien de una campaña de concientización sobre la problemática.

    VER NOTA COMPLETA: http://www.eldiariodeparana.com.ar/textocomp.asp?id=142927#

    Compartir