“ALEGRA” A CALDERÓN LA DISMINUCIÓN DE 42 POR CIENTO DE HOMICIDIOS EN ACAPULCO

    0

    Pero no descartó que ocurran sobresaltos o eventos cruentos. Luego de afirmar que “Guerrero no está solo”, el mandatario federal anunció que se mantendrá el operativo –que implica mayor presencia de las fuerzas federales– y demandó al gobierno encabezado por Ángel Heladio Aguirre Rivero a acelerar el proceso de depuración policiaca, porque al ritmo actual llevaría cuatro años concluirlo.

    En una reunión de evaluación sobre este plan, anunciado el pasado 7 de octubre, el jefe de la División Regional de la Policía Federal (PF), Luis Cárdenas Palomino, aseguró que 17 días antes de su implementación se registraban 4.2 homicidios diarios, cifra que bajó a 2.4 en los 17 días siguientes contabilizados e incluso celebró que hubo días con “cero ejecuciones”. Con una presentación en power point, el funcionario mostró estadísticas para demostrar la reducción en 50 por ciento de los asaltos con violencia a casa habitación aunque, reconoció, hubo un ligero repunte en los robos con violencia de vehículos.

    Tras escuchar un informe de diversas autoridades federales y locales, Calderón Hinojosa declaró que Guerrero “no está solo” y expresó: “Me alegra” el decremento del número de homicidios. También dijo esperar la reducción de los delitos que más agravian a los acapulqueños, como son el secuestro, el robo, la extorsión y el homicidio. Pidió también a la población, en particular a los maestros –quienes han parado labores en protesta por amenazas de extorsión recibidas–, que denuncien y no rebajen la calidad educativa.

    Recomendó a los taxistas no permitir que el crimen utilice sus vehículos y presentar denuncias anónimas cuando sean víctimas de delitos. Mientras a los empresarios locales les sugirió organizarse y además exigir cuentas a las autoridades.

    A su llegada al Centro de Convenciones Mundo Imperial, ubicado cerca del aeropuerto de Acapulco, Calderón fue recibido por hileras de estudiantes y mujeres que portaban camisetas o mantas en las que agradecían el respaldo del Presidente. Durante el encuentro, el mandatario admitió que el camino para alcanzar la seguridad en Guerrero, y en particular en el puerto de Acapulco, es “largo y sin atajos”.

    En la reunión también participaron el gobernador Aguirre, los secretarios de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, y de Marina, Mariano Francisco Saynez, así como la procuradora general de la Republica, Marisela Morales –la única que no intervino–, lo mismo que autoridades locales. El presidente Calderón demandó la depuración de las policías del ámbito estatal y municipal, luego que las autoridades de Guerrero informaron que de los 2 mil 100 elementos evaluados, 940 fueron aprobados, 371 resultaron no aptos y 786 están pendientes de resultados.

     

     

     

    Compartir