ADULANDO AL FUTBOL

0

EL CASTING DEL “PIOJO”…

Por: Jorge Martínez

Sin duda hay discrepancias de criterios entre la opinión pública y especializada sobre la concepción y funcionamiento del fútbol del Tricolor. Y es que por más diplomacia empleada por parte de Miguel Herrera cuando de argumentar sobre los resultados se trata, más complicado resulta concebir los nombres y apellidos en su último casting.

Me queda claro aquello del “derecho de antigüedad”, y también sobre la necesidad de probar, certificar y atestiguar la calidad de nuevos jugadores como: Jürgen Damm, Eduardo Herrera, Edgar Melitón Hernández Cabrera, Jesús Corona “Tecatito” y Javier Dueñas, por ejemplo; así mismo regresos como el de José de Jesús Corona Rodríguez que corresponden de acuerdo a mi punto de vista, más a la presión de la opinión pública y privada que a un gusto personal. Pero hay peripecias donde la camaradería y deudas morales son infinitamente superiores al merecimiento o no, pues para ser considerado en una convocatoria de Selección Nacional, se necesita más que una amistad con el estratega.

Herrera, Justino, Iñárritu y aficionados seguro están conscientes sobre las necesidades, carencias y penurias en el rendimiento futbolístico del combinado azteca, con todo y el resultado favorable contra Ecuador, pues más allá del aprovechamiento que pudiera darle el “piojo” a esta primaveral fecha FIFA para observar el rendimiento, acoplamiento y sobre todo actitud de cada uno de sus elegidos, debiera transmitirles de forma preponderante sobre el hambre para comerse el césped y la tierra en cada oportunidad. Pero, como se trata de partidos amistosos donde no tienen más que garantías económicas y México cotiza en 650 mil dólares por juego, lo demás puede curarse rápido.

Será o no entendible la estadía de algunos arietes por su bajo nivel de juego en sus respectivos clubes, incluso tragando banca, pero la determinación en la visión, gusto y afecto de Herrera Aguirre, les ha dado su carnet de acceso al presente ensayo y debieran aprovecharlo.

Según mi instinto, dentro de poco habrá oportunidad de purificar los remordimientos, remendar las deslealtades y rectificar los errores. Seguramente en el próximo casting, aparecerán nombres como el Moisés Muños y saldrán a relucir algunos otros de acuerdo a quién quede campeón en el Clausura 2015.

Por otro lado, preferible para Miguel Herrera ver jugadores en vivo que por videos, donde todos juegan bien, gambetean o marcan y nadie los pasa. Lo mejor es verlos en la cancha, en los videos son todos “cracks», es otro punto a favor del estratega nacional pues siempre se ha dado el tiempo necesario para visitar personalmente el club de origen de su convocado, así tenga que ir a suplicar o conceder.

El mayor problema para Miguel Herrera, es tener poco margen para dar con la formula exacta y tener dos equipos moldeados para encarar la Copa América (del 11 de junio al 4 de julio de 2015 en Chile) y la Copa de Oro (del 7 al 26 de julio de 2015 en EU y Canadá). Esta situación de tener el tiempo encima, al parecer no la entienden algunos elementos que desisten del honor de vestir la verde llámese la circunstancia con apellido.

Por ejemplo, el caso particular de Francisco Guillermo Ochoa Magaña y José Andrés Guardado Hernández que por estar a punto de ser papás, abandonan el barco, me pregunto: ¿hubieran hecho lo mismo durante una competencia oficial, tal vez un Mundial?, ¿será que se sienten seguros de su titularidad?, ¿cuántos obreros, trabajadores, empleados, etc., no nos hemos perdido ese momento por la responsabilidad y el cumplimiento?… ¡en fin!

Ante situaciones de un casting riesgoso, dónde siempre existirán disconformidades, desacuerdos, desarmonías, divergencias, distancias y desigualdades para cualquier técnico del mundo, preferible hacerse a un lado y apoyar cada quien desde su trinchera; ya llegará la rehabilitación, el conformismo y la aceptación.

¡Sin que nos gane el sentimiento, hasta la próxima!

Contacto: [email protected]      Twitter: @jorgemtzpires