ACTITUD INSTITUCIONAL

0

AL DESNUDO

Por: Edgar Rodríguez.

La que ha acreditado el Fiscal General del Estado, Gabriel Verduzco Rodríguez, al renunciar al cargo a partir de 1 de noviembre de 2021¸fecha del relevo en la gubernatura del estado, para irse con quien lo nombró,  y allanarle así el camino a quien la próxima gobernador de Colima, Indira Vizcaíno Silva,  tenga a bien designar para tan importante cargo. 

A pesar de que el  nombramiento realizado a su favor por el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez después de que el “Comité de Análisis” que convocó ex profeso, avalara su perfile para desempeñar tan grande responsabilidad, lo amparaba hasta el mes de septiembre de 2024, el abogado Verduzco Rodríguez decidió dar por concluido su ciclo no sólo como Fiscal General sino también de funcionario público. 

Gabriel  se retira  la actividad profesional privada tras una larga y bien llevada carrera en el ramo de la procuración de justicia al que sirvió como Agente, Comandante de la Guardia,  Secretario de la Policía Judicial,  Perito Criminalista de Campo, Oficial  Secretario de Mesa Adscrita a la Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo, Primer Comandante de la Policía de Procuración de Justicia, Agente del Ministerio Público, Notificador y Ejecutor Externo en la Secretaría de Finanzas, Subprocurador  General de Justicia Familiar y Civil, Soluciones Alternas, Prevención del Delito y Atención a Víctimas, Encargado de Despacho, Cabeza del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública y Fiscal General del Estado. 

Además de su preparación y experiencia en el minado campo de la investigación y la persecución del delito, a Gabriel Verduzco Rodríguez hay que reconocerle su vocación de servicio, entrega al cumplimiento de las funciones y tareas a él encomendadas en estos tiempos donde impera la violencia fruto de los abrazos presidenciales a la delincuencia organizada.

El anunciado retiro del Fiscal General Gabriel Verduzco Rodríguez ha desatado las ansias locas de quienes se creen con los merecimientos suficientes para reemplazarlo, el principal, haberse convertido a la Cuarta Transformación tras muchos años de medrar a cosillas del pueblo bueno enfundados  en casacas del Partido Revolucionario Institucional.     

El ejemplo que ha puesto Verduzco Rodríguez deben seguirlo otros funcionarios con nombramientos transexenales como el Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción del Estado de Colima, Héctor Francisco Álvarez de la Paz, por ejemplo, pues ambos cargo y otros más están en la mira del Gobierno de la Esperanza que viene.  

Ojalá que todos los funcionarios a cargo de los llamados organismos autónomos, independientes, ciudadanos y demás yerbas, que le deben sus chambas a José Ignacio Peralta Sánchez se vayan con él renuncias de por medio sin esperar a que Indira se las perdone aunque anden de muertito en las próximas semanas. No se le escaparán. Al tiempo.

Se dice que…

*Al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, una vez en su etapa de eje ejecutivo estatal, la administración entrante lo culpará de todos los males habidos y por haber, pero sin hacer nada de nada para llamarlo a cuentas.

*Lo mejor de la iglesia de la 4t es que a los priistas conversos  les perdona en automático sus múltiples pecados de corrupción con la simple promesa de no volverlos a cometer, pero de regresarle al pueblo bueno y aguantador lo por ellos robado, nada de nada.

*El longevo dirigente estatal del Partido Movimiento de Regeneración Nacional en Colima, Sergio Jiménez Bojado, jura que para los integrantes del nuevo gabinete estatal que fallen con la ideología “No Robar, No Mentir, No traicionar”, será su debut y despedida. ¡Ja,ja,ja,ja!

Publicidad