Académicos de la UNAM recomiendan el uso de propóleo para prevenir el Covid-19

0

*El propóleo es un compuesto resinoso hecho primariamente de resina de árbol*Las abejas cubren y protegen su colmena con propóleo con el fin de que no sea destruída

CN COLIMANOTICIAS

México.- Los académicos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recomiendan el uso del propóleo como preventivo ante el contagio por Covid-19, ya que éste posee una gran actividad biológica en microorganismos viralesmicóticos y bacterianos.

De acuerdo con la investigación, esta sustancia puede ser consumida por la mayoría de la población, con excepción en personas embarazadas, menores de dos años y personas alérgicas al polen. 

El doctor Tonatiuh Cruz Sánchez, responsable del Laboratorio de Análisis de Bioprospección Microbiológica de Propóleos, reveló que desde hace una década la FES Cuautitlán ha estudiado las propiedades del propóleo mexicano, mismo que proviene de la especie apis mellifera y apis nativa, al cual se le han encontrado más de 300 compuestos químicos, entre ellos, fenoles y flavonoides, compuestos que dan la actividad biológica

Fungen como antivirales

De acuerdo con Cruz Sánchez, dentro de los fenoles se encuentra el éster fenetílico del ácido cafeico (CAPE), mismo que actúa sobre la polimerasa, una enzima capaz de replicar un microorganismo infeccioso, lo que lo convierte en un excelente antibacteriano. Por otro lado, los flavonoides contienen antioxidantes como la la pinocembrina y la quercetina, mismos que fungen como antivirales

Ante este estudio, los académicos concluyeron que estos análisis revelaron que es posible usar el propóleo como un preventivo de infecciones virales, incluso para el nuevo coronavirus, ya que anteriormente se ha demostrado su eficacia en enfermedades como en sistema nervioso centralrespiratorio y digestivo.

 El propóleo es fabricado por las abejas, es una mezcla resinosa obtenida por las abejas de las yemas de los árboles, exudados de savia u otras fuentes vegetales y que luego procesan en la colmena como sellante de pequeños huecos, en ocasiones mezclado con cera y para «barnizar» todo el interior de la colmena y de esta manera mantenerla protegida.

Con información de El Heraldo de México y Soy Vida.