2009, Año de la Influenza

    0

    Sin embargo, so pena de caer en el lugar común, antes de cualquier consideración se impone expresar a todos los que nos rodean: familiares, amigos, compañeros y sobre todo a nuestros seres queridos, que la de hoy sea la mejor de las Navidades y la esperanza de que el año 2010 que comenzará en unos días, sea mejor que el que está por fenecer.

    Ha sido, sin duda alguna, un año muy complicado para millones de mexicanos, donde los colimenses no hemos sido ajenos a los problemas que ha originado la severa crisis económica nacional e internacional, que se ha prolongado ya durante muchos meses y de la que, a pesar de los discursos oficiales por parte de las autoridades federales, no se ve una verdadera recuperación.

    Sin embargo, la idiosincrasia mexicana establece que “la esperanza es lo último que muere” y por ello abrigamos la confianza de que muy pronto podamos salir del oscuro tobogán en que ha caído la economía nacional y que nos ha golpeado fuertemente en los bolsillos familiares.

    AÑO DE LA INFLUENZA

    El 2009 fue también el año que México y el mundo se estremeció con la aparición de una nueva enfermedad que encendió los focos rojos de alarma entre las autoridades de salud a nivel internacional, provocando el miedo e incluso pánico entre millones de personas en todo el mundo.

    La aparición en abril pasado de lo que en un principio se denominó “influenza porcina” -motivando incluso la estrepitosa caída en la compra y consumo de la carne de cerdo- y después se identificó como la “influenza humana”, provocada por el virus A/H1N1, provocó la reacción inmediata del Gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud, e incluso de instancias internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Siendo año de elecciones, el tema se politizó y fueron muchos los que descalificaron las acciones, manifestando que se había sobre-dimensionado el asunto para distraer o influir en la opinión pública y la sociedad con fines partidistas; sin embargo, los efectos de la enfermedad no se hicieron esperar y desafortunadamente cientos de personas perdieron la vida en México, así como en otros países. Hoy en día, la cifra sigue subiendo.

    Por si fuera poco, otro problema de salud pública, como es el dengue, tampoco cede terreno y las víctimas mortales continúan sumándose, a pesar de los esfuerzos de los Gobiernos Estatal y Federal y las instancias que conforman el Sector Salud, como el IMSS, el ISSSTE y la propia Secretaría de Salud.

    En ambos casos –influenza y dengue- todos tenemos una responsabilidad directa e ineludible para abatir ambos padecimientos, ya sea atendiendo las recomendaciones en cuanto a los filtros sanitarios en nuestra casa, escuela y trabajo, o bien evitando la acumulación de agua en cualquier recipiente, que pueda convertirse en caldo de cultivo para las larvas del mosco Aedes aegypti, transmisor del mortal dengue.

    Las autoridades tienen la obligación, pero en cada uno de nosotros está ayudar que las acciones preventivas y los operativos rindan fruto.

    CAMBIO DE GOBIERNO

    Igualmente, el 2009 nos dejó a los colimenses el cambio de mando en el Poder Ejecutivo.

    El domingo 5 de julio se llevaron a cabo los comicios para elegir a quien sería nuestro gobernador durante el próximo sexenio y a pesar de que fueron cuatro los candidatos registrados, desde un principio se vio y se supo que la disputa por el poder sería cosa de dos: Martha Leticia Sosa Govea y Mario Anguiano Moreno.

    La panista había solicitado licencia como Senadora de la República y el priísta había hecho lo propio como Presidente Municipal de Colima, sorteando una serie de problemas y cuestionamientos, de los que salió muy fortalecido y con un amplio margen de respaldo al interior y al exterior del partido tricolor.

    Realizados los acuerdos políticos para integrar coaliciones y candidaturas comunes, al término de las campañas proselitistas y tras un proceso relativamente terso, el triunfo incuestionable correspondió al llamado “Orgullo de Tinajas”, quien se erigió como Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Colima, para el periodo 2009-2015, con el 54% de la votación.

    Como dato complementario, cabe mencionar que en el 2009 se realizaron elecciones de gobernador en seis estados de nuestro país, de las cuales cinco fueron ganadas por el PRI, pues además de Mario Anguiano Moreno en Colima, también triunfaron los candidatos priístas Fernando Ortega en Campeche, Fernando Toranzo en San Luis Potosí, Rodrigo Medina en Nuevo León, y José Calzada en Querétaro.

    Acción Nacional sólo obtuvo la gubernatura de Sonora con Guillermo Padrés y en ello seguramente influyó de manera determinante el incendio (y el posterior manejo del caso) en la Guardería “ABC” de Hermosillo, donde murieron 49 niños.

    LECTURAS POLÍTICAS

    Varios datos con lecturas reveladoras nos arrojaron los comicios del año 2009, tanto a nivel estatal como nacional:

    -Primero: de los seis gobernadores que fueron electos durante este año, el colimense Mario Anguiano Moreno fue el que obtuvo el triunfo más contundente, con el 54 por ciento de la votación total, con el mayor número de sufragios en la historia.
    -Segundo, la plena recuperación del Partido Revolucionario Institucional rumbo a los comicios del 2012, en que los mexicanos elegiremos Presidente de la República, pues además de ganar cinco de seis gubernaturas, el PRI también logró la mayoría en la Cámara de Diputados.

    -Tercero: la estrepitosa caída del PAN, que pese a ser gobierno por segunda  ocasión consecutiva, no ha logrado instrumentar desde la Presidencia de la República políticas públicas o sociales que convenzan al electorado de la viabilidad de su proyecto, pues le ha volteado la espalda y todo indica que tras los sexenios de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, Acción Nacional saldrá de Los Pinos.

    -Cuarto: los conflictos grupales y pugnas intestinas en el Partido de la Revolución Democrática, han llevado al “sol azteca” a un triste papel secundario, perdiendo paulatina e irremediablemente la fortaleza que llegó a tener la década anterior. El PRD fue desplazado por otros partidos e incluso en Colima dejó de ser  protagonista, al no contar con presidentes municipales ni diputados locales, como hasta hace poco los tuvo. Mucho trabajo les espera a la dirigencia nacional y estatal si quieren recuperar el terreno perdido.

    -Quinto: la recuperación del PRI no sólo se observó en el contexto nacional, sino que en Colima, particularmente, fue notable el trabajo que realizó la dirigencia estatal, que en su momento encabezó la dupla Itzel Ríos de la Mora y Martín Flores Castañeda, apuntalada por el delegado del CEN, Rigoberto Salazar Velasco, y si no se obtuvo el llamado “carro completo”, lo cierto es que el tricolor avanzó mucho, al ganar siete de diez alcaldías y la mayoría absoluta en el Congreso del Estado, además de recuperar con Carlos Cruz Mendoza la diputación federal por el segundo distrito electoral, con cabecera en Manzanillo.

    En síntesis, el 2009 nos dejó como saldo un PRI a la alza, un PAN a la baja y un PRD condenado al fracaso y al ostracismo, en tanto otras fuerzas emergentes, como Nueva Alianza, por citar una, se posicionan en el nuevo esquema político-electoral de México.

    CONDOLENCIA

    Con tristeza y pesar recibí de mi querida amiga Lulú Siordia Ramírez la lamentable noticia sobre el sentido fallecimiento de una apreciada mujer: Candelaria Orozco, quien fuera atenta y diligente enfermera en la clínica “Dr. Miguel Trejo Ochoa” del ISSSTE y quien dejó de existir, víctima de una enfermedad que le aquejó durante los últimos años.

    A Cande la recuerdo por su entusiasmo en la atención de los jubilados y pensionados del Instituto y en la preparación de las actividades de la “Semana del Adulto Mayor”, esforzándose al máximo porque cada evento resultara excelente, que gracias a su tesón siempre logró ese objetivo.

    A su hijo Ricardo y a su esposo les expreso mi sincera condolencia y un abrazo solidario, con la confianza de que nuestra querida Cande ya se encuentra en el lugar de las almas buenas; nuestras oraciones hoy son por su eterno descanso. Así sea.

    Mi correo: [email protected]>. (También lea esta columna en www.elmundodesdecolima.com.mx, en www.periodicosenda.com y en www.colimanoticias.com)

    Compartir