Ximena Hilton… Una Sacudida a la Política de Manzanillo

0

* Este Día,  Desde Luego que sí Mando mis Postdatas.

 Punto (.) Rojo

Por: J. BALDOMERO DÍAZ GAYTÁN 

Siempre he creído que la política se rige por números y por señales. Y en este sentido, en los últimos doce días, el nombre de Ximena Hilton ha inundado las redes sociales. Hace doce días que esta muchacha militante de la comunidad LGBTI posteó en su cuenta personal de Facebook que quiere ser presidenta municipal de Manzanillo y las reacciones vinieron en cascada: Cuando alguien genera más de 40 mil «me gusta» en las redes en menos de dos semanas, entonces estamos hablando no de una ocurrencia, sino de una real aspiración política con sólido respaldo ciudadano.

Pero vamos al análisis: ¿Por qué el nombre de Ximena Hilton está generando una sacudida en el mundillo político y electoral de Manzanillo? Por tres razones fundamentales y que pertenecen, las tres, al manual de política básica, pero también,  a una de las leyes fundamentales de la física, pues más allá de su estética física o de sus cualidades profesionales, el nombre de Ximena Hilton está llenando un vacío de liderazgo en el complejo mundo de la política de Manzanillo.

Hilton, hay que escribirlo como es  se ha convertido en un fenómeno mediático. Es, sin dudarlo, la candidata de las redes sociales para la presidencia municipal de Manzanillo. Si al carisma y a la alta popularidad de Hilton sus asesores y su warr room le ponen un discurso atractivo y una oferta política confiable  entonces estamos ante la próxima alcaldesa del puerto. Trae dos propuestas que nadie le va a poder arrebatar: Es la portadora de la bandera del cambio y algo fundamental, el pueblo, la gente común, se siente identificada con esa desparpajada forma de ver la política. Si Ximena convence a los votantes de que tiene la capacidad para ejercer el cargo, ella va a ser candidata y ella va a ganar la elección.

El mundo, el pais, Colima y también Manzanillo, traen una inercia de votar en las elecciones en favor de lo diferente, y Ximena Figueroa Tene, nombre con el que Hilton está anotada en el Registro Civil, representa en este momento la oferta diferente para los ciudadanos. Quizás a los integrantes de la llamada clase o familia política les va a ofender mi conclusión, pero están dadas las condiciones para que Hilton pueda, primero, ser candidata y después, que pueda ganar la elección del próximo seis de junio.

La política se rige por circunstancias y Ximena Hilton está en el lugar y en el momento adecuado. Y no se le puede llamar oportunismo, se llama suerte. Y ya lo dijo Maquiavelo: La vida de los políticos se rige por La Diosa Fortuna.

Parece que Ximena Hilton entra a la política de la mano de La Diosa Fortuna. Pero bueno, como siempre tenemos que insistir en la tesis de que eso, sólo parece.

MIS POSTDATAS DE ESTE DÍA

P. D. 1.- En el PRI la gran mayoría no está convencida de que pueda funcionar una alianza con el Partido Acción Nacional. Me dicen que varios priístas de la vieja escuela prefieren su jubilación política antes que andar pidiendo votos a favor del PAN.

P. D. 2.- Mario Delgado, líder nacional de Morena, anunció ayer una coalición con el Partido Nueva Alianza. Duro golpe para el PRI, porque ahora, se entiende, las dos secciones magisteriales, la 6 y la 39, trabajarán en favor del proyecto Morena. Por lo tanto Javier Pinto Torres será candudato a una diputación local.

P. D. 3.- Las próximas horas son claves para el proyecto político de Virgilio Mendoza Amezcua. Con quién pactará politicamente el Partido Verde? Con la alianza PRI – PAN – PRD o con Leoncio Morán Sánchez? Son horas de definición política.

P. D. 4.- Si la alianza PAN – PRI – PRD lanza una mujer como contendiente a la gubernatura, lo dicen las encuestas, sería más competitiva. En el CEN del tricolor manejan dos prospectos: La ex senadora Mely Romero Célis y la actual diputada federal Ximena Puente de la Mora. Dos buenas cartas y sobre todo  dos cartas limpias.

Y ni una línea más.

Compartir