VÍCTOR AYALA HACE DE LA BASURA UN ARTE

    0

     

    El artista colimense nos recibió en su taller, ubicado en el corazón de la ciudad, en el tercer piso de un edificio.

    El taller es muy luminoso y tiene distribuida la obra del autor por todo el lugar, hay cuadros, arte-objeto, esculturas, experimentos, una pecera, mesas de trabajo y un modular que toca a Luz Casal. El ambiente es muy creativo y fresco.

    Víctor Ayala nos informa que está preparando una exposición, donde mostrará objetos que literalmente ha recogido de la basura y los ha convertido en arte. Para muestra está un retablo en madera que descubrimos con sorpresa está hecho en una antigua cabecera.

    Hay arte incluso en la basura, es parte de lo que Ayala mostrará en su próxima exposición.

    Actualmente está preparando la muestra, en la que piensa incluir alrededor de 30 trabajos. Se exhibiría en la Pinacoteca Universitaria.

    Enseguida, el artista nos proporciona un recorrido por su taller; nos muestra un cuadro que le llena de orgullo y es un cuadro en honor de uno de sus maestros, el recientemente fallecido Jorge Chávez Carrillo.

    “Con Jorge Chávez Carrillo tengo una anécdota, él me decía no pintes los volcanes, las palmeras, regionalismos…tiempo después me dijo “tú pinta lo que quieras”.

    “Siempre me ha gustado Colima. Ahora he ido a muchas partes, viajado por muchos lugares y desde chiquillo pensaba que Colima tenía una magia especial, cuando estudie arquitectura, en clases, me daba cuenta que la cantidad de humedad que son las partículas de agua suspendidas en el aire hace que la luz se refracte y todo parezca más luminoso, por ello es especial la luz que hay aquí en Colima”.

    Y efectivamente, la obra de Víctor Ayala es de mucho color, de mucha piel, pues se declara un admirador del cuerpo femenino.

    En su obra también predominan las figuras amorfas y regordetas, incluso lo han relacionado con Botero, sin embargo, aunque hay similitudes, Víctor Ayala nos explica que su experimento consiste en figuras amorfas que en la vida real les sería muy difícil mantenerse en pie.

    Entre su obra está la pintura de perones que fue emblema de la Feria de Colima hace algunos años, con la que ganó un concurso que le permitió disfrutar de un mes en Europa.

    La inseguridad es algo que lamenta en Colima, “pues ahora pinta como lugar peligroso, mis amigos de otros países me preguntan con espasmo qué pasa en Colima, y es una tristeza porque Colima es de los estados más bellos del país por todas sus riquezas naturales”.

    {Jathumbnail off}

    Compartir